Intolerancia o alergia al ajo.

Autor: | Publicado en Nutrición Sin comentarios

 

Cada vez que como ajo me sienta mal: suele ser una expresión muy común, en personas sensibles, con intolerancia o alergia a este alimento. Conoce sus síntomas básicos y cómo prevenirlos.

La intolerancia al ajo.

Suele ser muy habitual en muchas personas que, después de comer ajos (sobretodo ajos crudos) tienden a sentir poco tiempo después problemas o molestias tanto digestivos como estomacales.

Lo cierto es que nos encontramos ante un alimento bastante común, muy utilizado en la cocina para añadir sabor a salsas, cremas y otros platos, siendo habitual su utilización en el sofrito.

A pesar de sus múltiples beneficios y propiedades, lo cierto es que se convierte en uno de los mayores de problemas gastrointestinales en personas sensibles a su composición.

ajo2

¿Por qué cuando como ajo me sienta mal?

Lo cierto es que la intolerancia al ajo (o la propia alergia al ajo) suele ser más común de lo que se piensa. De hecho, no es necesario tener intolerancia a este alimento para que su consumo nos suponga un serio problema de salud, especialmente en personas sensibles.

Esta problemática es debido al contenido en fructanos que presenta el ajo (que también encontramos curiosamente en la cebolla), un compuesto hecho de una cadena de fructosa, los cuales no son digeridos por los seres humanos. Aunque la mayoría de las personas los tolera, en otras puede causar unos efectos secundarios desagradables.

Particularmente en el caso del ajo se debe a la presencia de inulina, la cual libera fructosa durante la digestión.

¿Cuáles son los síntomas de la intolerancia al ajo?

Has comido algún plato en el que se ha utilizado ajo en su elaboración, y después de un rato has sentido molestias digestivas (y este problema se repite cada vez que comas algo con ajo entre sus ingredientes) probablemente seas o bien sensible al ajo, o presentes alguna intolerancia y/o alergia.

Esto te lo puede decir el alergólogo haciéndote las pruebas de alergias.

Es decir, si te duele el estómago después de comer ajo, es más que probable que tu sistema digestivo no tolere bien este alimento.

 

Los síntomas son bastante claros:

  • Dolor abdominal.
  • Malestar estomacal.
  • Distensión abdominal.
  • Flatulencias (gases).
  • Cambios en tus evacuaciones intestinales.

 

¿Qué hacer ante una intolerancia al ajo?

Evidentemente la solución pasa por eliminar por completo el ajo de nuestra dieta, ya que nuestro sistema digestivo no tolera bien a este alimento.

Truco:

Si abres un ajo por la mitad a lo largo, verás una tira verde o de distinto color del ajo. Si retiras esa parte del ajo te evitas que el ajo te repita en las comidas. ¡Pruébalo!

Déjame un comentario si lo has sufrido o tienes algo que aportar.

inicio3Linea

Deja un comentario