Cómo cuidar tus vaqueros para que estén estupendos.

Cómo cuidar tus jeans o pantalones vaqueros para que estén estupendos.

Para conservar el color del lavado original del pantalón y preservar su diseño, procuraremos lavarlo del revés y abrochado. De esta forma protegeremos también los botones y las cremalleras

Si hay una prenda de ropa que usamos de forma regular son los pantalones vaqueros o los jeans. Nos encantan y son una pieza básica en nuestro vestuario de línea más informal.vaqueros2

Ahora bien, el problema que tenemos casi siempre con ellos es que tememos lavarlos por miedo a que pierdan su color o que su diseño se vea alterado con el uso de determinados productos.

Los jeans suelen tener esas zonas desteñidas que le dan cierto atractivo y, a veces, con los lavados se van volviendo más uniformes y se pierde esa forma original.

¿Qué podemos hacer? ¿Cuál es el modo más adecuado de lavar nuestros jeans para que luzcan igual de fabulosos que el primer día?  Hoy en nuestro espacio queremos darte soluciones sencillas a esta preocupación tan común.

Los jeans son un tipo de ropa muy duradera.

Si tus jeans o pantalones vaqueros son de buena calidad, lo normal es que duren mucho tiempo. Están hechos de algodón, aunque en los últimos años es común añadir nuevas fibras elásticas para permitir esa mejor adaptabilidad en el caso de los vaqueros femeninos.

Hay quien prefiere tardar un poco en llevarlos a la lavadora, por temor a que pierdan su color. O más aún, en ocasiones, nos da miedo que ese tipo de jeans decorados con lentejuelas o brillos que tanto nos gustan pierdan también sus diseños.

Conocidas firmas como Levi Strauss o Tommy Hilfiger nos indican que, si bien es cierto que los jeans son muy resistentes, no lo son tanto sus diseños o sus tintes. Así pues, suelen recomendar lavarlos solo cuando sea necesario. Nunca los laves después de haberlos usado solo una vez.

Un jean habrá dado por finalizada su vida útil cuando la tela esté más delgada, cuando las rodillas o la zona de la entrepierna esté raída. Con el tiempo, si no los desechamos corremos el riesgo de que se rompan en el momento menos pensado.

Conoce más trucos caseros y naturales para cuidar la ropa

Es interesante saber además que hay dos tipos de jeans, dos categorías que pueden determinar el modo en que debemos tratarlos.

Los jeans prelavados son los que, antes de llegar a las tiendas, han sido tratados a través de unos métodos para definir sus diseños. Son técnicas como los stonewashes, el arenado o el raspado. Todos ellos les dan un aire “desgastado”.

vaqueros3

Por otro lado, tenemos también los jeans “sin lavar” (no significa que venga sucio). Están fabricados con una tela más fuerte y resistente. Duran más, pero no resultan tan cómodos como los anteriores porque son algo más rígidos.

Cómo lavar los jeans o pantalones vaqueros

  1. Mejor del revés

Para cuidar de la durabilidad de nuestros jeans es conveniente que, antes de meterlos en la lavadora, les cerremos la cremallera o los botones y les demos la vuelta. De ese modo protegemos la cara exterior del pantalón.

No podemos pasar por alto que todo lavado, de una forma u otra, va ser algo abrasivo para la tela. Las otras piezas de ropa chocarán contra ellos, y tampoco podemos olvidar que, en ocasiones, las propias cremalleras,  botones y los corchetes pueden dañar el color y la tela. ¡Mejor del revés!

No los laves con agua caliente

El agua caliente lo que consigue es que el tejido quede desinfectado pero, a su vez, el color se desvanece e incluso el propio pantalón puede acabar encogiendo.

Mejor agua fría. De hecho, hoy en día muchas lavadoras tienen el programa “coldwash” donde se mejora el movimiento del tambor y el uso del agua fría para tratar este tipo de ropa que necesita de un cuidado especial.

¿Qué detergentes debo usar?

Los fabricantes recomiendan el uso del detergente líquido. Ahora bien, existe un truco muy efectivo que, además de ser práctico, es económico.

Se trata del vinagre blanco. Para ello, solo tendrás que añadir unos 150 ml de vinagre blanco en la carga de tu lavadora. Puedes aprovechar para incluir todos los vaqueros en una misma lavada, recordando siempre que el programa debe ser siempre en frío. Nunca en agua caliente.

Puedes realizar un primer ciclo con el vinagre blanco y luego, si lo deseas, programar otro ciclo con el suavizante. De este modo cuidamos al máximo el color. No obstante, tal y como te hemos indicado antes, los fabricantes prefieren el detergente líquido.

Descubre el uso de las bolas de lana en nuestras lavadoras

No trates de limpiar manchas localizadas

Es un riesgo poco conveniente. Con ello lo que conseguimos muchas veces es dañar la tela y el color. En caso de que tengas manchas muy rebeldes, puedes lavarlos entonces con temperaturas un poco más tibias en la lavadora.

Cuelga tus jeans de inmediato para que se sequen

Cuando la lavadora haya terminado sus ciclos, es necesario tender de inmediato nuestros jeans o pantalones vaqueros. De no hacerlo, pueden arrugarse, y las arrugas en estos tejidos tardan mucho en desaparecer.

A su vez, tanto el algodón como esas fibras elásticas con las que los diseñan hoy en día, pueden coger mal olor si no reciben el secado al aire fresco y de inmediato.

Para concluir, mediante unos consejos sencillos como estos que hoy te hemos reflejado, nuestras prendas favoritas pueden durar mucho más.

Al tenderlos frótalos bien con las manos para eliminar las arrugas y si llevan algo de elastán no tendrás que plancharlo. La plancha deja marcas blancas que se ven muy feas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos de autor © 2017 TomaSalud.com. Todos los derechos reservados.