Cómo cuidar tu cuello y prevenir el dolor cervical. Ejercicios y vídeo demostrativo.

Autor: | Publicado en Salud Sin comentarios

5

 

Las malas posturas y el sobre esfuerzo suelen ser los responsables de que la musculatura cervical se dañe, lo que constituye la causa más frecuente de dolor en esa zona.

Existen formas sencillas de evitarlo, y lo primero es ser consciente de las actividades cotidianas que te tensan.

El ordenador es un factor de alto riesgo. Mantenemos en tensión tanto el cuello como los hombros y nos creamos contracturas realmente dolorosas.

Hay que compensar estos malos hábitos con masaje o ejercicios para la ocasión.

– Haz pequeñas pausas cada media hora si realizas tareas repetitivas (coser, estar horas ante el ordenador…).

– Empuja el carro de la compra hacia delante cuando esté muy lleno. Tensarás menos las cervicales.

– Trata de que la espala quede recta y la cabeza tenga un apoyo cuando mires la tele.1

– Elige la almohada adecuada. Una de unos 20 centímetros para que la columna esté recta. Es mejor dormir de lado.

– Alivia el dolor muscular aplicando frío durante las primeras 24 horas para reducir la inflamación y después calor, para mejorar la contractura.

– El automasaje a primera y última hora del día va bien. Masajea la zona presionando suavemente los dedos de cada mano (salvo el pulgar) a ambos lados del cuello mediante movimientos circulatorios. Sigue hacia abajo hasta llegar a la base de la columna. Repite el recorrido pellizcando con el pulgar y el índice.

Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Sencillos ejercicios para las cervicales. Te dejo este vídeo para que aprendas a mejorar tus cervicales y te liberes de tensiones.

3

2

Ánimo y ponte a ello. Ya me contarás cómo te ha ido.

inicio3

Linea

Deja un comentario