¿Cómo lidiar con los niños huraños con mamitis?

Autor: | Publicado en Salud Sin comentarios

Todos los niños tienen una edad en la que son incapaces de separarse de su madre.

La siguen a todas partes y cada vez que ésta tiene que irse a algún sitio, se pillan un berrinche tremendo.

La etapa de la “mamitis” es normal, aunque a ti te resulte agotador tener a tu hijo pegado a ti las 24 horas del día

El vínculo afectivo que se crea entre una madre y su recién nacido es muy fuerte, sobre todo si durante el primer año ella es la que le cuida prácticamente todo el día.niños2

Si tiene una cuidadora, va a la guardería o está mucho tiempo con su abuela u otro familiar, el apego del pequeño se diversifica más –aunque su mami siempre sea especial.

Pero si están todo el día juntos, será un drama tener que separarle de su amada progenitora.

Al principio los bebés son muy sociables y sonríen a todo el mundo que les hace carantoñas. Pero a partir de los 9 meses, sienten ansiedad si son separados de su madre, tornándose huraños y hasta hostiles con los desconocidos.

Llorará al conocer a alguien nuevo y sólo querrá estar con su mami. Es lo que se conoce como la etapa de la “mamitis”, que desaparece a partir de los 3 años.

Desde los 12-14 meses, casi todos los bebés comienzan a andar y a explorar el mundo, pero necesitan la cercanía de su mamá para sentirse seguros y recurren a ella en cuanto algo los asusta o les hace daño.

Aunque parezca contradictorio que justo ahora que puede empezar a moverse por sí mismo no quiera separarse de su madre, es precisamente el momento en el que comienza a caminar, a tropezar y a caerse, cuando se da cuenta de lo ancho, difícil y hasta amenazante que puede resultar el mundo.

Superar esa etapa huraña

Un niño con “mamitis” resulta muy difícil de cuidar, ya que en cuanto su madre tiene que salir a comprar o hacer cualquier recado, todo son llantos, gritos y berridos. Y es aún peor para el padre, que tiene la sensación de que su hijo no le quiere.

  • No debes angustiarte ni pensar que tu bebé tiene algún problema; es una etapa normal por la que pasan casi todos los niños. Tu hijo aún no tiene desarrollada la noción del tiempo y piensa que cuando algo no está al alcance de su vista, no volverá a verlo.

niños3

  • Intenta que tu niño esté en contacto con otras personas: familiares, amigos, vecinos… que vea que su mundo no se reduce a su mami.
  • Acostúmbrale a estar pequeños ratos solo –metido en el parque o en algún sitio seguro- o con otras personas. Dile que te vas un momento a la cocina a por algo y que regresas enseguida. Cuando vea que cumples tu palabra, tardas poco y vuelves, aprenderá a confiar en ti y podrás alejarte más rato.
  • Si tienes que irte durante mucho tiempo, deja una foto tuya cerca de él, sólo con ver tu imagen se sentirá más tranquilo.
  • No prolongues la despedida ni montes un drama si te vas por un tiempo más largo. Si eternizas la despedida, parecerá que es para siempre.
  • Establece límites, tiene que entender que hay momentos que debe dejarte sola. Por ejemplo, cuando vayas al baño o cocines. No puede seguirte a todas partes.
  • No te vayas nunca a escondidas ni le mientas diciéndole que vuelves enseguida si no lo vas a poder cumplir, con esto sólo lograrás que el bebé viva en constante angustia e inseguridad.

Es el hecho de ser incapaz de resistir los impulsos a jugar, lo cual puede llevar a graves consecuencias personales o sociales.

Causas

La ludopatía generalmente empieza a comienzos de la adolescencia en los hombres y entre los 20 y 40 años en las mujeres.

La ludopatía a menudo involucra comportamientos repetitivos. Las personas con este problema tienen dificultad para resistirse o controlar el impulso a jugar.

Aunque comparte características del trastorno obsesivo compulsivo, la ludopatía probablemente es una afección diferente.

En las personas que desarrollan ludopatía, el juego ocasional lleva al juego habitual. Las situaciones estresantes pueden empeorar los problemas del juego.

Síntomas

Las personas que sufren de ludopatía muchas veces se sienten avergonzadas y tratan de evitar que otras personas se enteren de su problema.

La Asociación Estadounidense de Psiquiatría define a la ludopatía como el comportamiento que tiene cinco o más de los siguientes síntomas:

  • Cometer delitos para conseguir dinero para jugar.
  • Sentirse inquieto o irritable al tratar de jugar menos o dejar de jugar.
  • Jugar para escapar de los problemas o de sentimientos de tristeza o ansiedad.
  • Apostar mayores cantidades de dinero para intentar recuperar las pérdidas previas.
  • Perder el trabajo, una relación u oportunidades en sus estudios o en su carrera debido al juego.
  • Mentir sobre la cantidad de tiempo o dinero gastada en el juego.
  • Hacer muchos intentos infructuosos por jugar menos o dejar de jugar.
  • Necesidad de pedir dinero prestado debido a las pérdidas ocasionadas por el juego.
  • Necesidad de apostar cantidades cada vez más grandes de dinero para sentir excitación.
  • Pasar mucho tiempo pensando en el juego, como recordar experiencias pasadas o formas de conseguir más dinero con que jugar.

niños4

Diagnóstico

Se puede utilizar la historia y la evaluación psiquiátricas para hacer el diagnóstico de la ludopatía. Las herramientas de detección, como las 20 preguntas de Gamblers Anonymous, pueden ayudar con el diagnóstico.

Tratamiento

El tratamiento de las personas con ludopatía comienza con el reconocimiento del problema. Los ludópatas con frecuencia niegan que tengan un problema o que necesiten tratamiento.

La mayoría de los ludópatas sólo reciben tratamiento cuando otras personas los presionan.

Las opciones de tratamiento abarcan:

  • Terapia conductual cognitiva (TCC).
  • Grupos de apoyo y de autoayuda, como Jugadores Anónimos (Gamblers Anonymous), un programa de 12 pasos, similar al de Alcohólicos Anónimos (Alcoholics Anonymous). Las prácticas empleadas para tratar otros tipos de adicción, tales como la drogadicción y el alcoholismo, también pueden ser de ayuda para el tratamiento de la ludopatía.
  • Se han realizado unos pocos estudios sobre medicamentos para el tratamiento de la ludopatía. Los resultados preliminares sugieren que los antidepresivos y los antagonistas opioides (Naltrexone) pueden ayudar a tratar los síntomas de esta enfermedad. Sin embargo, aún no está claro qué personas reaccionarán favorablemente a los medicamentos.

Expectativas (pronóstico)

Al igual que el alcoholismo o la drogadicción, la ludopatía es un trastorno crónico que tiende a empeorar sin tratamiento.

Incluso con tratamiento, es frecuente comenzar a jugar de nuevo (recaídas). Sin embargo, los ludópatas tienen un muy buen pronóstico con el tratamiento adecuado.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden abarcar:

  • Problemas de consumo de drogas y alcohol
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Problemas financieros, sociales y legales (incluyendo una bancarrota, divorcio, pérdida del trabajo, ir a prisión)
  • Ataques cardíacos (a raíz del estrés y la excitación del juego)
  • Intentos de suicidio

El hecho de obtener el tratamiento adecuado puede ayudar a prevenir muchos de estos problemas.

Consulte con su médico o un profesional en salud mental, psiquiatra, si cree tener síntomas de ludopatía.

Prevención

La exposición al juego puede aumentar el riesgo de llegar a sufrir ludopatía y el hecho de limitarla puede ser útil para las personas que están en riesgo.

Sin embargo, la exposición pública al juego continúa aumentando en forma de loterías, apuestas electrónicas y a través de Internet y los casinos.

La intervención ante los primeros signos de ludopatía puede prevenir el empeoramiento de este trastorno.

inicio3Linea

Deja un comentario