¿De dónde viene la expresión “tocar madera”?

Hoy nos acordamos de nuestros amigos supersticiosos. Hay muchos gestos, acciones e incluso rituales que se hacen para atraer la buena suerte y deshacernos de los malos augurios. En esta ocasión nos vamos a centrar en una acción concreta, en la de “tocar madera”.

Suponemos que sabéis qué acción es ésta y cuándo la hacemos, ¿no? Por ejemplo, estás hablando de un posible negocio con un compañero de trabajo y de las buenas expectativas que parece que va a tener si no hay problemas en el futuro y para reclamar un poco de buena suerte y que nada vaya mal para vuestros intereses alguno de vosotros decís: “toquemos madera para que todo vaya bien” e inmediatamente después tocáis la mesa, o la pata de la silla e incluso hay gente que se toca la cabeza.

Efectivamente, tocar madera está relacionado con la atracción de la buena suerte hacia tu persona.

 madera1

Como en la mayoría de las supersticiones, no hay un origen determinado sino que son leyendas, mitos y a veces habladurías de los pueblos que continúan en el tiempo por el boca a boca y hacen que no caigan en el olvido. Las dos teorías más aceptadas sobre la expresión “tocar madera” vienen de dos épocas muy distintas con cientos, qué cientos, miles de años de diferencia entre una y otra. Y, por supuesto, aquí te las vamos a contar.

 

Primera teoría: la casa de los Dioses

Por orden de antigüedad, para contar la primera nos trasladamos hasta hace 4.000 años a ningún lugar concreto. No especificamos localización porque algunos dicen que fue cosa de los griegos, otros de los indios norteamericanos pero lo importante es en torno a lo que gira la teoría.

Era una época de adorar Dioses y cualquier acción extraña para el pueblo podía ser motivo para que algún Dios se estuviera manifestando de alguna manera.

Además, la madera era, y actualmente lo sigue siendo después de tantos siglos, un material muy noble, muy usado y con muchas connotaciones que giran alrededor de las diferentes mitologías.

 

En concreto, la madera del roble era admirada y hasta era motivo de culto. Se pensaba que podía ser el hogar de algún Dios en la época griega, y es que las vetas que tiene este árbol son muy características y este hecho, en aquella época podía ser motivo más que suficiente para que alguno de sus Dioses pudiera elegir estas vetas como lugar terrenal para vivir.

Además, este árbol, el roble, era muy frecuentemente alcanzado por rayos en las tormentas eléctricas de la época.

Si sumamos todos estos factores, unido a la mentalidad que hemos dicho de ver Dioses por cualquier acción, es normal que los habitantes de esa época hicieran ofrendas al roble y, por tanto, a su madera, y que estar cerca de este árbol sería sinónimo de estar cerca de un Dios y bajo su protección, es decir, que la buena suerte estuviera de su lado.

A lo largo del paso de los años, si tomamos esta teoría como cierta, tocaríamos madera como ellos tocaban y reverenciaban la madera del árbol para evitar toda mala suerte en sus vidas y que todo fuera bien y sin ningún problema. ¿Convencido?

 madera2

Segunda teoría: la cruz cristiana

También hay lugar para este hecho supersticioso para la Iglesia Católica. Por lo tanto ahora nos trasladamos a otra época para explicar de dónde viene la expresión “tocar madera” según el cristianismo.

En concreto vamos 2.000 años atrás, después de que crucificaran a Jesucristo.

Según dice esta teoría la cruz donde Cristo fue crucificado tenía un poder de protección para aquella persona que la tocara.

Un poder mágico que recaía sobre esa persona por el cual se protegía de todos los males posibles al haber tocado la madera de esta cruz.

 

Ya puedes ver la relación de la creencia actual con la que dice esta teoría: evitar malos presagios.

La evolución de esta teoría es que en aquella época solo servía tocar la madera de esta cruz para que la mala suerte se cebara con nosotros.

madera3

Ahora se ha extendido tanto que cuando hablamos de “tocar madera” podemos tocar cualquier elemento hecho de madera, o incluso nuestra propia cabeza como ya hemos dicho, para invocar la buena suerte.

Vuelve a visitarnos, habrá temas curiosos e interesantes, toco madera. Pero hoy te damos las gracias por tu visita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos de autor © 2017 TomaSalud.com. Todos los derechos reservados.