Amnesias. Memoria y olvido.

AMNESIA 

Es la incapacidad de conservar o recuperar información y constituye el trastorno de memoria más importante.

Puede ser de causa orgánica o afectiva.

Existen diversas clasificaciones: Según etiología, tipo de material, función o período cronológico afectado

CLASIFICACIÓN CRONOLÓGICA 

Amnesia anterógrada 

También llamada amnesia de fijación.

Se refiere a la incapacidad para aprender nueva información tras la aparición del trastorno (generalmente orgánico) que dio lugar a la amnesia.

El paciente parece olvidar al mismo ritmo que se suceden los acontecimientos.

Afectará por definición a la memoria reciente. Suele ser reversible en amnesias postraumáticas y en algunos síndromes como el de Korsakof e irreversible en demencias avanzadas.

Amnesia retrógrada 

Incapacidad para recordar información previamente aprendida tras la aparición del trastorno (generalmente orgánico) que dio lugar a la amnesia.

Según la ley de Ribot, estos recuerdos se perderían en orden inverso al momento de su adquisición.

Es decir, primero desaparecerían los recuerdos más próximos en el tiempo, y en último lugar los más remotos (recuerdos de la infancia).

En casos como la Demencia de Alzheimer la amnesia retrógrada puede llegar a ser tan masiva que la persona pierde incluso su identidad personal.

A menudo va acompañada de amnesia anterógrada.

Amnesia lacunar 

Llamada también amnesia localizada.

Es una pérdida de memoria que abarca un período de tiempo concreto.

Este término se suele utilizar para denominar la amnesia que el paciente guarda acerca de un episodio de trastorno de la conciencia, como obnubilación, estados confusionales o estado de coma.

CLASIFICACIÓN ETIOLÓGICA 

Amnesias de causa orgánica 

Síndrome amnésico

El síndrome amnésico se caracteriza por un deterioro de la capacidad de aprender nueva información o incapacidad para recordar información previamente aprendida.

Causa un deterioro significativo del funcionamiento social y laboral del paciente y no ocurre solo en el transcurso de un delirium o una demencia.

Se relaciona con una etiología orgánica, conocida o sospechada, a diferencia de los trastornos disociativos.

Etiología. Las principales estructuras neuroanatómicas relacionadas con el síndrome amnésico son el diencéfalo (núcleos dorsomedial y de la línea media del tálamo) y formaciones medias del lóbulo temporal (hipocampo, cuerpos mamilares y amígdala).

Las causas más frecuentes de síndrome amnésico son el alcoholismo crónico y traumatismo cerebral.

Otras causas: enfermedades sistémicas (hipoglucemia), enfermedades cerebrales (vasculares, tumores, infecciones, convulsiones, esclerosis múltiple) y fármacos hipnótico-sedantes (alcohol, benzodiacepinas).

Características clínicas. Alteración de la memoria reciente y conservación de la memoria inmediata.

La memoria remota también está afectada.

Aunque la memoria de un pasado lejano como experiencias de la infancia está conservada; la memoria para sucesos menos remotos como los de la última década está afectada.

El déficit afecta más a la memoria episódica, que la semántica. Otros síntomas que suelen aparecer en el síndrome amnésico: cambios de personalidad, pérdida de iniciativa, apatía, episodios de agitación, perplejidad y confusión, confabulaciones.

SUBTIPOS 

Síndrome de Korsakof

Síndrome amnésico causado por déficit de tiamina.

La causa más frecuente es el déficit nutricional de pacientes con alcoholismo crónico.

Otras causas de déficit nutricional (carcinoma gástrico, hiperemesis gravídica, hemodiálisis…) también pueden causar déficit de tiamina.

La memoria reciente está más afectada que la remota.

Los síntomas acompañantes suelen ser apatía, pasividad, falsos reconocimientos, polineuritis y confabulaciones.

A menudo se asocia o aparece tras la Encefalopatía de Wernicke (confusión, ataxia, y oftalmoplejía).

Aproximadamente, un 30% recupera completamente la memoria, mientras en un 25% no hay mejoría de la sintomatología, a pesar del tratamiento con tiamina.

Blackouts alcohólicos 

Aparece en personas con abuso severo de alcohol.

El paciente despierta por la mañana sin poder recordar un período de la noche anterior en el que el sujeto estaba bebiendo, aun sin mostrar síntomas de intoxicación.

Algunas conductas específicas (esconder dinero en un lugar secreto, provocar peleas) se asocian con los blackouts alcohólicos.

Según algunos autores, la repetición de este fenómeno sería un pródromos de dependencia alcohólica.

Amnesia postraumática 

Se acompaña de amnesia de los momentos previos al accidente (amnesia retrógrada) y amnesia del accidente (amnesia anterógrada).

Existe relación entre severidad del síndrome amnésico y daño cerebral, aunque el mejor parámetro es el grado de mejoría clínica de la amnesia durante la primera semana después que el paciente ha recuperado la conciencia.

Amnesia global transitoria 

Trastorno amnésico de inicio brusco, que suele durar entre 6 y 24 horas.

Una vez finalizado el cuadro no recordará lo sucedido durante el episodio (amnesia lacunar).

Aunque puede ocurrir a cualquier edad es más frecuente en mayores de 50 años.

La patología es desconocida. Se sospechan fenómenos isquémicos a nivel de diencéfalo o lóbulo Temporal.

Terapia electroconvulsiva (TEC)

Aparece amnesia retrógrada de unos pocos minutos antes del tratamiento y amnesia anterógrada después del tratamiento que se resuelve en las 5 horas siguientes.

Déficits leves de memoria pueden permanecer durante 1-2 meses después del curso de TEC y desaparecen completamente a los 6-9 meses después del tratamiento.

Demencia 

Existe deterioro de la memoria reciente y remota. A diferencia del síndrome amnésico, el trastorno de memoria en la demencia se acompaña de un déficit importante de otras funciones cognitivas: trastornos del lenguaje (afasias). Alteración de habilidades motoras y constructivas (apraxias) y de la capacidad de reconocer objetos (agnosias). Alteración del pensamiento abstracto y de la capacidad de juicio.

Delirium 

Se encuentra afectada principalmente la memoria inmediata y reciente.

El trastorno de memoria es secundario a la alteración del nivel de conciencia y disminución de la capacidad de mantener la atención.

Olvidos benignos de la edad 

En pacientes añosos pueden aparecer fallos de memoria, considerados normales para la edad del paciente.

A diferencia del Síndrome amnésico, no se produce deterioro del funcionamiento ocupacional y social del paciente.

Forma parte del proceso de envejecimiento normal del individuo, por lo que no sería un trastorno de memoria propiamente dicho.

AMNESIAS DE CAUSA AFECTIVA 

Son las producidas por factores psicológicos emocionales-afectivos.

Amnesia selectiva 

Es la incapacidad para recordar ciertos tipos de recuerdos o detalles de hechos ocurridos.

Es una pérdida parcial de memoria como ocurre en la amnesia lacunar, sin embargo, la información olvidada no es brusca y global, sino más sutil y discriminativa.

Incluiría los lapsus de la vida cotidiana y amnesias selectivas secundarias al estado de ánimo, p.ej. el depresivo tendría dificultad en recordar sucesos alegres de su vida, y al contrario en la manía.

Amnesia por ansiedad 

Estados de ansiedad excesiva, pánico o tensión afectan la capacidad de fijación de la memoria (dificultad para aprender nueva información) p.ej. víctimas de robos y secuestros son a menudo incapaces de identificar la cara de los delincuentes.

La ansiedad también puede producir una dificultad en la capacidad de evocar un recuerdo almacenado en la memoria (dismnesia).

Es típico el caso del estudiante que por un nivel excesivo de ansiedad sufre un “bloqueo mental” ante un examen, siendo incapaz de recordar lo que había aprendid.

Amnesia disociativa o psicógena 

Incapacidad para recordar información personal importante, que es demasiado intensa para ser explicada por un olvido corriente o cansancio y no es debida a enfermedad orgánica o ingesta de tóxicos.

La amnesia psicógena puede ser localizada (abarca un período de tiempo, de horas o días), sistematizada o selectiva (abarca ciertos sucesos, p.ej. matrimonio, discusión…) o generalizada (abarca toda la vida del sujeto). En general, suele ser parcial y selectiva.

El inicio del cuadro suele ser brusco y de breve duración, con una terminación abrupta en horas o días.

Con frecuencia existen acontecimientos biográficos traumáticos, precipitantes del cuadro amnésico, como situaciones de amenaza física o muerte (accidente, guerra) o sucesos inaceptables (duelo inesperado, abandono de la pareja).

La extensión y alcance de la amnesia varía a menudo de día en día y según quien explore al enfermo, pero hay un núcleo común persistente que no puede ser recordado en estado de vigilia. La amnesia completa y generalizada es rara y por lo general forma parte de una fuga, y si es así, debe ser clasificada como tal.

Los estados afectivos que acompañan una amnesia disociativa son muy variados, pero es rara una depresión grave. Pueden presentarse perplejidad, angustia y diversos comportamientos de búsqueda de atención, pero a veces es sorprendente una tranquila aceptación del trastorno.

Los adultos jóvenes son los más frecuentemente afectados, siendo ejemplos extremos los casos de varones sometidos al estrés del combate. Los estados psicógenos disociativos son raros en las edades avanzadas.

Un trastorno próximo a la amnesia disociativa es la fuga disociativa o psicógena, en la que se suman, además de una incapacidad del paciente para recordar su propio pasado, un viaje lejos del hogar o del lugar habitual de trabajo y un cambio de identidad parcial o completa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos de autor © 2017 TomaSalud.com. Todos los derechos reservados.