¿Faja si o faja no? Va a ser que no…

Autor: | Publicado en Belleza Sin comentarios

USO DE FAJAS Y CORSÉS

No todo son ventajas en el uso de fajas para lucir figura. Si la llevas a diario puede atrofiar tus músculos y provocar flacidez, celulitis…, son los elementos responsables de los efectos modeladores que podemos registrar en mayor o menor medida después del su uso de una faja.

Respecto de los resultados permanentes o no, el especialista aclara que es tema para analizar en cada caso y que para ello, es relevante evaluar el tipo de material del que está fabricada cada faja o body.fajas1

Los elementos de mayor permeabilidad como las lycra y algodón serían los menos efectivos debido a que guardan menos el calor.

Sin embargo, liberan de mejor forma la humedad que en muchos casos generan alteraciones de la piel como son la aparición de micosis u hongos.

Por otra parte, los materiales de gran impermeabilidad como el neopreno, tienen la característica de ser fabricados sin costuras lo que evita roces permanentes poco deseados de estos elementos que determina fricción y ruptura de adipositos en zonas en que no queremos que ello ocurra (por ejemplo la pérdida de adipositos secundaria a la fricción permanente del pantalón y cinturón en la región del abdomen inferior que determina finalmente una verdadera escotadura de la grasa de la parte inferior del abdomen que hace más evidente su prominencia).

 

 Consecuencias del uso permanente de la faja 

Un elemento importante a considerar cuando decidimos usar faja de forma permanente, es que la faja o el body eliminan la función de contener la pared abdominal. Cualquier músculo que presenta inactividad por un período prolongado de tiempo,  va perdiendo su entrenamiento, tonicidad y finalmente se atrofia . Parte importante de nuestra curva abdominal se debe a la capacidad propia de nuestra musculatura de la zona de mantener esta tonicidad y tensión de la pared. Una persona que utiliza faja de forma permanente debilita su musculatura.fajas2

 

Finalmente en Cirugía Plástica las fajas y bodis tienen un papel fundamental ya que permiten comprimir los tejidos tratados quirúrgicamente.

 

El uso de faja (la compresión)  después de realizada una cirugía como una lipoescultura  o una abdominoplastía, facilitan los procesos de cicatrización profunda de los tejidos, adhiriéndolos de la mejor forma y reabsorbiendo los líquidos inflamatorios y postquirúrgicos.

Asimismo, limitan de forma adecuada la movilidad de la región operada, protegiéndola durante el primer mes luego de una intervención.

Una vez cumplido este período, las fajas deben ser retiradas para que la musculatura y el resto de los tejidos blandos recuperen sus capacidades de forma fisiológica y el paciente lleve una vida normal.

Resumiendo: mejor no uses fajas. En vez de fajas haz ejercicio, fitness, corre, trabaja tus músculos… todo esto es la forma más natural de modelar nuestro cuerpo.

Las actrices que anuncian fajas cuando ya tienen un tipo envidiable, lo han hecho a base de ejercicio. No caigas en la tentación de la tele tienda, esos productos milagro para verte más guapa no funcionan.

inicio3Linea

Deja un comentario