Beneficios de la siesta que seguro no conocías. ¡Y no engorda!

Autor: | Publicado en Curiosidades Sin comentarios

Esta hora dedicada al descanso después de la comida, entre las tres y las cinco de la tarde, la ocupa lo que denominamos la siesta.

La siesta supone un momento de descanso y relajación que permite recuperar fuerzas de cara a la tarde, con lo que aumenta de forma significativa el rendimiento. Todos nosotros necesitamos un tiempo de descanso a lo largo del día.

siesta2

El efecto postpandrial

  • Después de las comidas se produce un descenso de nuestra actividad, influido por un fenómeno conocido como el “efecto postpandrial”.
  • La digestión implica el aumento del flujo sanguíneo hacia el territorio gastrointestinal, lo que produce un descenso en la actividad de los otros sistemas de nuestro organismo.
  • Este fenómeno depende en gran parte del tipo de dieta realizada y de su cantidad, y favorece la realización de la siesta.

siesta3

Gran generador de fuerza

  • Durante mucho años los países nórdicos consideraban que la gente que practicaba la siesta (españoles e italianos preferentemente) eran grandes gandules, unos verdaderos vagos. Dormir la siesta después de comer se consideraba impropio de pueblos trabajadores y laboriosos.
  • Para disfrutar de una siesta se puede dormir un rato, pero relajarse o simplemente estirarse unos minutos también pueden considerarse una especie de pequeña siesta.
  • La siesta está relacionada con nuestro “reloj biológico” : la actividad cerebral y física disminuye cada cuatro horas y para renovarla el cuerpo necesita unos minutos de descanso, que se corresponden con el momento de la siesta a media tarde.

Ventajas de la siesta

  1. Mejora la sensación de bienestar general.
  2. Aumenta la vitalidad.
  3. Reactiva los reflejos.
  4. Mejora nuestro grado de atención.
  5. Incrementa la eficacia de nuestro trabajo.
  6. Disminuye el riesgo de accidentes cardiovasculares.

¿Y si me paso?siesta4

Eso es contraproducente. Hay que limitar el tiempo que dura la siesta.

Lo recomendable para captar los beneficios es dormir media hora máximo. Esas siestas de dos horas alteran el ritmo de sueño vigilia de nuestro organismo.

Con media hora es mucho más que suficiente.

Haz tu siesta en la cama para facilitar la circulación.

Y en contra de lo que se piensa, la siesta NO engorda.

¡Feliz siesta!

inicio3Linea

Deja un comentario