¿Quieres mantenerte despierto para estudiar? Sigue estos consejos.

La llegada de un nuevo curso es sinónimo de pruebas, exámenes y, por supuesto, estudio. Son múltiples y diversas las tesituras en las que nos encontramos durante un año académico pero sin duda, estudiar durante periodos de tiempo prolongados es una de ellas. Aquí te mostramos algunas claves sobre cómo mantenerse despierto para estudiar, de modo que puedas concentrarte la mayor cantidad de horas posible en esta actividad y, así, alcanzar tus objetivos académicos.dormido2

Descanso previo

Si vas a dedicar un número importante de horas a estudiar para preparar un examen, una prueba o un trabajo, ya sea individual o colectivo, es vital que cuentes con el descanso necesario previo al respecto. Así, deberás haber acumulado las suficientes horas de sueño y no haber realizado antes actividades que hayan consumado tus energías.

Para ello, procura dormir las horas aconsejadas -entre siete y ocho diarias, según la edad que tengas- y hacer descansos durante los momentos de estudio. Ello te ayudará a retener la información, a ordenar las ideas y a mantener una buena actitud de cara al tiempo que te resta de estudio.

Alimentación

Es una de las claves para rendir adecuadamente y no estar cansado cuando llega el momento de estudiar. Para ello, establece un horario de rutina y cumple con las comidas religiosamente. Procura que en estas, además, haya un equilibrio de alimentos, donde las proteínas y el hierro abunden. Ambos componentes son buenos para fomentar la memoria.

De la misma manera, puedes tomar bebidas que contengan cafeína, un aporte con el que te será más fácil no caer en el sueño y mantenerte despierto. Ya sean estas refrescos, cafés o bebidas isotónicas ten en cuenta que debes consumirlas con moderación, de lo contrario pueden crearte dependencia.6

En el momento del estudio

Programa las horas que vas a estudiar y, a través de intervalos, descansa. Aprovecha esos minutos para establecer una conversación -personal, oral o virtual-, y mueve el cuerpo. Puedes optar por dar pequeños paseos o por realizar pequeños ejercicios para no sufrir contracturas.

Finalmente, es fundamental la actitud con la que vayas a enfrentarte al estudio. De nada servirá que realices las pautas señaladas aquí si no crees que serás capaz de mantenerte despierto o si tu capacidad no rinde lo suficiente para alcanzar tus propósitos. Cree en ti y verás cumplidos tus objetivos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos de autor © 2017 TomaSalud.com. Todos los derechos reservados.