¡Qué gorda estoy!!

Acabo de leer un articulo en el Blog de Carmen Calles (imprescindible) y vuelve a hablar de modo pero desde una perspectiva diferente.

A mí me ha dejado con ganas de darle mi opinión pero no me sale lo de opinar. Me pregunto qué han hecho los divinos diseñadoras por las mujeres que somos candidatas a la anorexia `pero nos quedamos con los kilos de más que tenemos.

La semana pasada por decisión personal basada en relaciones familiares dejé la dieta de mi nutricionista. No hace ni una semana (fue el domingo pecaminoso) y ya he engordado 8 kilos!!!

¿Qué me pongo además de la ropa del gimnasio? porque engordaré unos kilos más antes de volver a la dieta.

He comido helado, café, un `plato hasta arriba de espaguetis a la carbonara. Toda clase de carnes. Salsas y pan.

Puestos a desnudar mi culpabilidad, debo decir que me encanta el pan he comprado de todos los panes habidos y por haber. Me quedo con el Castellano Manchego en sus muchas modalidades y los que quedan y tengo que probar.

He comido fruta después de comer y no he tomado infusiones. Esto es una cruz. Pero me pregunto, ¿por qué no me quedo gorda y sana?

Sigo yendo al gimnasio y dos veces por semana mi my personal trainer,  Carlos, me da tute con Pilates-máquina. Eso no lo he dejado. Pero nadie me ha dicho lo gorda que estoy!!! ¿Será un problema mental mío?

Nadie me pide que adelgace salvo el dichoso pecado del coqueteo y yo estoy flaca y tú gorda. No sé vivir gorda.. Toda mi vida he sido flaca. Me he inflado a pastillas para abrir el apetito y comer pero no me hacían nada…. lo mismo eran de efectos retardados y noto ahora sus propiedades….. Oye, que nunca se sabe…


En fin, aquí una gorda aunque digan que no, dispuesta a pactar con el diablo por perder unos 10 kilos.


Busco en Madrid, una buena clínica que haga lo de encogimiento de estómago a ver si se me quita este hambre voraz que me puede.

Pero amigas y amigo si no eres amiga, el lunes empiezo la dieta. Lo prometo.me voy corriendo al gym que hoy está José en sala y mola el que más. Es el monitor pero está todo el rato haciéndome sudar!!! Le quiero!!! Es el primer monitor que conozco y me quedo con él. De repente se oye un vozarrón atronador por toda la sala: «Nuriaaaaa!! ya me ha pillado cotilleando… y vuelta a las máquinas. Mete ombligo, derecha, junta las escápulas…. Hay cosas que no sabía en mi cuerpo.

Os contaré mi proceso de recuperación o pérdida de kilos dichosos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Derechos de autor © 2017 TomaSalud.com. Todos los derechos reservados.