He sufrido un ataque de Narcolepsia

Vuelta a empezar. Hacía bastante que no me ocurría con tanta intensidad. En realidad voy a contaros lo que me cuentan porque yo me dedicaba a dormir. A veces sueño más ligero y a veces profundo que no me enteraba de nada.

Recuerdo que estaba viendo una serie en Netflix y se acercaba la hora de cenar para no tener la desorientación que me marca, tengo una app en el teléfono que me avisa de las cinco comidas al día y alarma por si me duermo en la siesta.

Estaba fumando un cigarrillo y al encenderlo vi que sólo quedaba uno. Pensé que al terminar de fumar el que tenía iría al dormitorio a por una cajetilla nueva.

Y así lo hice sólo que me consciente no me acompañó. Recuerdo que me levanté del sillón y no recuerdo más. Mi padre había ido a ver a su hermano y son visitas que duran media hora como mucho. Luego estaba a punto de llegar. Pues no sé como me tumbé encima de la cama y de los cojines y todo. No quité los cojines más pequeños. Y el sueño profundo ya había llegado porque no me acuerdo ni de haber entrado en la habitación.

Al poco tiempo llegó mi padre que en principio pensó que me había ido a descansar un rato a la cama. Pero llegaba mi hora de cenar porque sigo la dieta a rajatabla, y no daba señales de vida. Entonces vino mi padre a despertarme y ¡Oh sorpresa! Nuria estaba dormida profundamente y no hay manera de despertarla. Se fue disgustado esperando que se me pasase pero nada, seguía en «coma» en otro mundo.

Empezó a ponerse nervioso y asustado y tirando de mi me obligó a bajar de la cama. Pensó que andando se me pasaba, pasó mi brazo sobre su espalda y así llegamos a la cocina. El sueño en ese momento  se hizo menos profundo. Mi forma de ser era errática y desorientada de forma que empecé a preparar el desayuno hasta que volvió el y me dijo que era hora de cena, no de desayuno.

Vaya, pensé, podía dejarlo así hasta mañana… Calenté el puré que tenía para cenar y me fui con la bandeja al salón, como hago siempre, y ahí mi padre parece que respiró. Me hizo las mismas preguntas de siempre que si no me daba cuenta, que si tenía sueño, que si me acordaba de algo…. empecé a responder a trompicones….. el sueño profundo volvía…. Tardé en tomarme el puré, exceptuando lo que cayó fuera, mas de tres cuartos de hora. Me llevaba la cuchara vacía a la boca, Perdía el puré por el camino hacia mi boca… Me dormía encima del plato y de fondo oía a mi padre muy muy enfadado (yo creo que asustado) me preguntaba si había tomado alguna pastilla o alga… Nada, no me había tomado nada en todo el día. Las pastillas las tomo en la cena para dormir. El sufría pero yo también porque me daba cuenta del susto que tenía el pobre, lo que estaba sufriendo y yo sin poder responder porque estaba grogui o en fases de duerme vela. Y de repente, me despierto y veo el desastre de bandeja que tenía. Miro a mi padre y le digo Hola, como si acabase de llegar él… Después empecé a recordar pequeños flashes y sólo siento el daño tan grande que le hice a mi padre que no le llegaba el cuello de la camisa a no sé donde….¿cómo era este dicho?? En fin que el sentimiento es muy desagradable, que lo último que piensas es que has dormido, me despierto cansada y desorientada: no recuerdo si es de día o de noche, no sé qué día es ni qué mes ni qué año. Tampoco lo recuerdo estando lúcida…. No será importante.

Siento el susto tan grande que le di a mi padre y lo mal que lo pasó el pobre con sus 92 años.

Este es el ataque que más me ha durado y no tomé nada que me provocase sueño, al contrario. ¿No es un estimulante el tabaco? Sí que noté por la mañana que llamó mi hermano que contesté de forma lacónica a todo, hasta me dijo que si estaba enfadada o me pasaba algo… Nada,le dije. Si lo llego a saber le hubiese dicho que no estaba muy lúcida y como adormilada. Puedo aprender de este ataque que da síntomas como sin ganas todo el día,, apática, Sin ganas de nada….

Poca gente conoce esta enfermedad y es triste que se sepa por campañas y asociaciones de otras enfermedades y de esta nada de nada y eso que no tiene cura, que voy a estar así siempre y eso te aísla, te hace tener una vida apartada de todos para que no sean testigos de un ataque porque pensarían lo que pensó un día que cogí el teléfono en pleno ataque. Sus comentarios eran; Niña!!! ¿Te has dormido? ¿estás ahí? ¿pero qué has bebido? ¿que te has tomado??? Mi propio hermano que es médico, confunde los síntomas con un estado de embriaguez profundo o un consumo de drogas fuertes. ¿Cómo explicarlo a quién no conoce esta enfermedad???

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Derechos de autor © 2017 TomaSalud.com. Todos los derechos reservados.