Aún con ejercicio físico pasamos estados de abatimiento que repercute en la salud mental.

 

Además de los beneficios físicos, el ejercicio también tiene beneficios emocionales. Un estudio realizado por investigadores de las universidades de Yale y Oxford ha revelado que las personas que no hacen ningún ejercicio se sienten abatidas, tristes y hundidas, una media de 3,4 días al mes. Mientras que quienes si hacen ejercicio solo tienen de media dos días de abatimiento por mes.

 

Pero, ojo, esos beneficios solo se apreciaban en las personas que entrenaban alrededor de 45 minutos, unos cuatro días en la semana. Pero, en cambio, no se apreciaban en quienes realizaban entrenamientos muy largos, de noventa minutos o más por sesión.

Pasar del sedentarismo más absoluto al ejercicio físico intenso puede provocar efectos adversos. Yo misma el lunes empiezo en el gimnasio sin grupos. Debo empezar por ejercicios suaves y cuidado con las máquinas. Aquí digo que “Lo que es menos, es más” Cuando ya me sienta menos agarrotada aumentaré el tiempo en máquinas, pero poco a poco.

Según los autores del estudio, parece que en el tema del ejercicio, más cantidad no implica siempre más beneficios. De hecho, comprobaron que las personas que entrenaban más de veintitrés días al mes durante 90 minutos por sesión eran más propensas a padecer síntomas de abatimiento y cansancio mental y emocional.

Estos de Oxford me dejan con la moral por los suelos espero no tener síntomas de abatimiento y cansancio mental y emocional. Yo de momento voy a ir tres días a la semana: lunes, miércoles y viernes.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Derechos de autor © 2017 TomaSalud.com. Todos los derechos reservados.