Ayudas a familias numerosas en crisis

 

Las ayudas que presta el Estado y las bonificaciones de diversas empresas de servicios posibilitan que algunas familias numerosas puedan llegar a fin de mes

 

Por JOSÉ IGNACIO RECIO 28 de junio de 2013

El 75% de las familias numerosas llega con apuros a final de mes, según un reciente estudio, por lo que trata de contrarrestar sus posibles carencias económicas con algunas de las ayudas que brinda el Estado (deducciones, bonificaciones, etc.). También, como se indica en el presente reportaje, estas familias con tres o más hijos pueden beneficiarse de algunos descuentos específicos en diversos servicios.

 

Familias numerosas, más vulnerables a la crisis

El 75% de las familias numerosas llega con dificultades a fin de mes, e incluso un 30% tira de ahorros o préstamos para poder afrontar los gastos del hogar. Este es el dato más destacado de una reciente encuesta encargada por la Federación Española de Familias Numerosas (FEFN).

 

Las comunidades autónomas aplican a las familias numerosas descuentos en el IBI o en el Impuesto de transmisiones patrimoniales

 

Por otra parte, se incide en que el nivel de ingresos de estos núcleos familiares con tres o más hijos coincide con el del conjunto de la población, con la salvedad de que hay que repartirlos entre más miembros. Así, el 63% de los hogares encuestados percibe menos de 3.000 euros al mes y el 15% no supera los 1.500 euros. Solo en el 6% de estos hogares con cinco o más miembros entran más de 6.000 euros cada mes. En el lado opuesto, hay un 5% de familias con muchos hijos que vive con menos de 900 euros al mes.

 

Por todo ello, estas familias son más vulnerables ante la crisis y tienen que acogerse a las ayudas y descuentos públicos o privados para sobrellevar su economía doméstica. Ya no basta con la tradicional rebaja en el precio del billete para viajar en tren o autobús, sino que la situación real hace necesario que estas bonificaciones se amplíen a otros sectores para contener, aunque sea de manera leve, los efectos del paro, las bajadas de sueldos y el incremento de los impuestos.

Ayudas sociales y deducciones fiscales

Las familias numerosas se pueden beneficiar de una bonificación del 45% de la cotización a la Seguridad Social al contratar a una persona de apoyo en el hogar (se paga el 65% de su Seguridad Social). En familias numerosas de categoría general (las de tres y cuatro hijos) es requisito que trabajen los dos padres, mientras que en las de categoría especial (a partir de cinco hijos) no se exige esta condición.

Las deducciones autonómicas del IRPF previstas para el ejercicio 2012 también contemplan algunas ventajas para las familias numerosas en varias comunidades autónomas (Canarias, Castilla La Mancha, Castilla y León, Galicia y Valencia), con cantidades que oscilan entre 150 y 250 euros para las de categoría general, y de 300 a 464 euros para las de categoría especial. Estas pueden verse incrementadas si alguno de los cónyuges o descendientes tiene una discapacidad igual o superior al 65%.

Otro beneficio para este tipo de familias es la rebaja en el impuesto de transmisiones patrimoniales, que pasa del 7% al 4%, en función de la comunidad en la que viva.

También se aplica un descuento en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), que depende de cada ayuntamiento y que suele estar condicionado a la renta familiar, el valor catastral de la vivienda y el número de hijos.

Los hogares con muchos miembros cuentan con importes descuentos en el sector de los viajes. Para los que se realizan por tren o por carretera, hay un 20% de rebaja en los billetes de todos los trayectos (familia numerosa de categoría general) y del 50% para quienes tienen cinco o más hijos. Ese descuento se acumula a otros, como la compra de billetes de ida y vuelta. Por lo que respecta a los viajes en avión, contemplan descuentos de hasta el 10% en vuelos nacionales.

De mayor relevancia el apoyo económico para los estudios de los hijos de estas familias, que cuentan con preferencias en las becas y procesos de admisión, aunque lo más importante son las bonificaciones o exención en tasas en el ámbito de la educación. Hay también ayudas para que puedan acceder a la universidad, con una rebaja del 50% de la matrícula en los centros públicos.

Por otro lado, todas las familias numerosas cuentan con bonificaciones para la entrada a museos y centros culturales.

No faltan tampoco los descuentos para acceder a instalaciones deportivas, que varían en función de cada ayuntamiento. En cualquier caso, pueden alcanzar un máximo del 50% de rebaja.

Por lo que se refiere a las facturas domésticas, cabe la posibilidad de aligerar el recibo del agua, también en función del ayuntamiento y comunidad autónoma, hasta un tope máximo del 20% sobre la tarifa habitual.

Iniciativas privadas

Las entidades privadas también elaboran planes de ahorro que favorezcan los intereses de las familias numerosas. Son generados por varios sectores comerciales, desde el automovilístico hasta el alimentario o el energético. Conforman varias propuestas con las que sus miembros pueden ahorrarse unos cuantos euros todos los meses:

 

Una de las más llamativas es la que ha aplicado el Gobierno a través de la segunda fase del Plan PIVE, que incorpora algunas novedades que benefician a las familias numerosas. Se han mejorado algunas condiciones para poder acceder a la ayuda, que se amplía en el caso de vehículos de más de cinco plazas, siempre que el beneficiario tenga la condición de familia numerosa. La subvención mínima es de 1.000 euros, que se pueden incrementar hasta 3.000 euros en el caso de las familias numerosas.

Otra empresa, en este caso Mc Donald’s, ofrece a los asociados a la Federación Española de Familias Numerosas un descuento del 10% en sus consumiciones en la red de restaurantes repartidos por la geografía española.

Ofertas bancarias para familias numerosas

Algunas entidades financieras, como en el caso de Banesto y BBVA, han elaborado una oferta de productos de ahorro y financiación para atender las necesidades de las familias numerosas. Estas propuestas parten de un producto básico como es la cuenta nómina, que se comercializa sin comisiones de administración ni mantenimiento, y con la posibilidad de conseguir tarjetas de débito y crédito gratuitas durante el primer año.

 

Este programa específico para estas familias también incorpora una hipoteca para la primera vivienda, que se caracteriza porque las condiciones para su contratación están personalizadas sobre la base de las necesidades del núcleo familiar, aunque parte de unos tipos de interés similares a los de otras propuestas más generales.

 

Para completar la oferta bancaria, hay también un préstamo personal a la medida de sus integrantes, siempre bajo condiciones exclusivas.

Si te parece práctico, comparte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Derechos de autor © 2017 TomaSalud.com. Todos los derechos reservados.