¿Se puede perdonar y olvidar?

 

Fuente: Julia Aguilar

El tema que tratamos aquí es si se pude perdonar y al mismo tiempo olvidar. Aguilar esgrime sus argumentos de que ambas cosas son factibles. Evidentemente, no es mi pensamiento.

Si existe olvido es porque tenemos memoria y si existe la memoria es porque existe el olvido.

Una persona sana no puede olvidar salvo en caso de enfermedades que afecten a su cognición.

 

El perdón es uno de los temas más controvertidos para la mayoría de las personas.

Hay quienes creen que es la única manera de soltar lo que nos ata al pasado.

Otros piensan que no se puede perdonar a quien nos ha hecho demasiado daño.

Y otros tantos creen que perdonar es fácil y lo verdaderamente complicado es olvidar.

Lo cierto es que perdonar y olvidar son dos cosas muy difíciles de hacer, y sólo los valientes pueden lograrlo.

 

Para poder perdonar, primero hay que entender que quien nos dañó no es mejor persona que nosotros, y que otorgarle nuestro perdón no nos hace más débiles.

Cuando una persona nos lastima solemos guardarle rencor, coraje, odio y más sentimientos negativos que sólo envenenan nuestra alma.

Es como cargar un costal de piedras, mientras la otra persona va por la vida como si nada.

Cuando perdonamos, nos liberamos y nos quitamos ese peso de encima.

Si perdonas y olvidas te darás cuenta de que las cosas dejarán de doler. Además, eliminarás de tu vida a esas personas que sólo te contaminan. ¡Sé valiente! Perdona.

Cuando alguien te pida perdón, dáselo. Puede que te parezca muy difícil, pero aun así oblígate a hacerlo.

Por más dolor que te hayan causado, libérate. Cuando lo hagas, te aseguro que te sentirás mucho más ligera, tranquila y feliz.

 

Si una persona te lastimó y no tuvo el valor para pedirte perdón, de todos modos, perdona, pero, sobre todo, olvida.

Por mucho que se te dificulte, obliga a tu mente a no recordar las cosas que te han hecho tanto daño.

No vale la pena gastar tu tiempo recordando cosas que sólo te harán sufrir. Tú eres fuerte y tienes la suficiente madurez para perdonar. Eso sólo demostrará el gran valor y respeto que le tienes a tu persona.

 

La clave para vivir feliz y en paz es perdonar y olvidar. Desechar de tu vida los malos recuerdos. Hacer más ligera la carga que llevas en tus hombros. Alzar la mirada y enfocarte en lo que está adelante. Voltear hacia atrás no sirve de nada.

Olvidar es muy difícil. Memoria y olvido son dos términos que se justifican el uno al otro. Si hay olvido es porque hay memoria y si hay memoria es porque podemos olvidar. Pero ¿podemos olvidar realmente?

Yo creo que no. Y más cuándo te han hecho daño.

 

El perdón es relativo. Yo prefiero que pase el tiempo y que el dolor se mitigue, apartar a la persona que nos ha herido y procurar vivir como si nada hubiese pasado.

 

Es difícil el olvidar y perdonar. Lo que debemos hacer es aprender a vivir con ese daño que nos hicieron. Con el recuerdo se diluyendo todo, pero no te mientas: ¡No has olvidado!

 

Aprende a vivir con esa persona fuera de tu vida (eso sienta muy bien…) y sigue caminando por la vida. Mirando al futuro sin volver hacia atrás. Atrás queda el daño y el dolor que te hicieron, pero cada vez, si sigues caminando, lo verás más lejos y pasarán años y no volverás a acordarte. Pero el daño y la memoria siguen.

2 comments

  1. Ana julia tapia dice:

    Mi nombre es Ana, tengo 31 años…hace 1 año murió mi mama con 56 años de cnacer de pulmón, desde k se lo detectaron hasta que murió paso 1 mes…..tengo 2 niños pero no encuentro la manera de superar este dolor…he tenido varios intentos de suicidio cuando wlla falleció..y aun sigo sin poder ver la vida cn algún fin….todo me da igual….exactamente todo….Ruego me ayudéis…esto mw ha quedado grande 🙁

    1. Nuria dice:

      ¿Pretendes que tus hijos sufran el dolor de tu pérdida? ¿les deseas eso? Estás mal y es normal pero un suicidio en tu caso es un acto egoísta. Reacciona!!! Tienes motivos muy importantes para vivir. ¿No quieres a tus hijos? No les hagas la faena a ellos. ¿Te imaginas la vida de ellos sin ti? No te podrían perdonar en la vida a parte del dolor tan grande que les provocarías,¿deberían suicidarse también? ¡Venga ese ánimo! ¿crees que tu madre quiere eso? Piensa que ella está ya en la luz y ahí es feliz. Imagnínatela feliz y sana. Así está ahora.
      Contestame, dime que renuncias a la idea del suicidio, por favor!!! Te necesitamos todos en esta vida, en este lado de la realidad paralela. Vive!! Por todos los que ya te queremos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos de autor © 2017 TomaSalud.com. Todos los derechos reservados.