Me sudan los pies y huele fatal: ¿Qué hago?

Autor: | Publicado en Curiosidades Sin comentarios

La hiperhidrosis plantar, “pies sudorosos”, se caracteriza por una intensa sudoración de los pies.

Es una enfermedad muy común que afecta alrededor del 20% de la población.

Puede aparecer aislada (común) o asociado con otros tipos de hiperhidrosis, como el sudor particularmente anormal de la mano, un trastorno especial conocido como hiperhidrosis palmoplantar.

pies4

Pero, ¿qué es la hiperhidrosis?

La Hiperhidrosis (o sudoración excesiva) es la secreción excesiva de sudor por las glándulas sudoríparas ecrinas.

Con base en estudios en los que se midió la sudoración con precisión, consiste en la transpiración de alrededor de 100 mg por cm2 por minuto.

En la práctica clínica, la gravedad de la hiperhidrosis se considera no tanto en la cantidad exacta de sudor, sino en el malestar subjetivo.

Hiperhidrosis Plantar

Las glándulas sudoríparas responden a los impulsos del sistema nervioso simpático, una porción del sistema nervioso vegetativo (sistema nervioso autónomo).

Una regulación defectuosa o un calibrado no óptimo de la secreción de sudor por los centros del sistema nervioso autónomo puede provocar sudoración excesiva, en algunos casos totalmente fuera de rango.

Esta disfunción tiene una similitud con, por ejemplo la hipertensión esencial (presión arterial alta): los centros autónomos reaccionan de forma exagerada a una entrada mínima.

Desde un punto de vista fisiológico, la cantidad de sudor que tiene que haber en los pies para regular la temperatura es insignificante.

Una humedad mínima en las palmas de las manos y en las plantas de los pies tiene que haber, para garantizar un cierto nivel de fricción, para un buen agarre y evitar el deslizamiento.

Parece evidente que lo contrario ocurre si la sudoración es excesiva.

La transpiración varía a lo largo del día, desde un mínimo de transpiración durante la noche hasta picos, por ejemplo, en relación con la actividad física, el estrés psicológico, la exposición al calor, etc.

Otro factor para determinar el nivel de humedad de la piel es la capacidad para evaporar, muy reducido en entorno climático húmedo o cuando se usan zapatos cerrados, otros factores son el tipo de material de los zapatos, la capacidad de absorción de los calcetines, etc.

¿Qué es la Bromhidrosis?

La Bromhidrosis consiste en el sudor con olor desagradable.

La bromhidrosis se asocia a menudo con la hiperhidrosis, sudoración excesiva, pero no necesariamente causa mal olor.

Por el contrario, el propio sudor es un líquido inodoro cuando se expulsan de las glándulas sudoríparas ecrinas.

El olor es causado por sustancias orgánicas, y también por los microorganismos que colonizan la superficie de la piel y el material de los calcetines y zapatos.

Las moléculas producidas por tales procesos bioquímicos, en su mayoría derivados de ácidos grasos (por ejemplo, ácido butírico), se disuelven en el sudor y emiten el olor característico de la sudoración de los pies cuando se evaporan.

El sudor en sí contribuye a la creación de un entorno en el que los microorganismos crecen y proliferan y representa el vehículo para las sustancias malolientes.pies1

Por otra parte, incluso en ausencia de bacterias y hongos, un olor desagradable se puede emanar de los zapatos cuando se disuelven trazas de sustancias orgánicas contenidas en el cuero.

Sin embargo, generalmente, es la contaminación con microorganismos en un microclima húmedo lo que constituye al entorno ideal para el desarrollo de lo que es llamado tinea pedis.

Causas

En la mayoría de los casos, no hay ninguna razón para el aumento del sudor aparte de factores genéticos.

Los síntomas y consecuencias

El sudor excesivo de los pies conduce a varios problemas:

  • Piel macerada (aumento de la vulnerabilidad).
  • Micosis (el crecimiento de los hongos).
  • Desgaste prematuro de los zapatos (a menudo un par de zapatos se desgasta después de sólo unas pocas semanas).
  • Dificultades en el uso de determinados tipos de calzado (por ejemplo, sandalias).

Además, el malestar psicosocial (la vida profesional, las relaciones sociales e incluso familiares) es común cuando la bromhidrosis se asocia con hiperhidrosis.pies3

Sin duda, la hiperhidrosis plantar puede tener un impacto negativo en la calidad de vida de muchas personas y puede ser muy difícil para algunos.

A menudo, las medidas destinadas a reducir la actividad de las glándulas sudoríparas no son suficientes, con lo cual tienen que combinarse con la desinfección de la piel y el calzado si la bromhidrosis es el principal problema.

Tratamiento para la Bromhidrosis plantar

Lavar los pies con jabón desinfectante (por ejemplo, los detergentes utilizados por el cirujano para lavarse las manos antes de la cirugía).

Después de enjuagar, frotar los pies con una solución alcohólica con un alto potencial de desinfectante, que contiene preferentemente componentes rehumidificante, como los utilizados en cirugía y disponibles en las farmacias.

Tratamiento contra las micosis (enfermedades fúngicas) si está presente (consultar a un dermatólogo).

Desinfectar los zapatos y los calcetines regularmente con un aerosol desinfectante adecuado, cambiar los calcetines con frecuencia.pies2

Tratamiento para la Hiperhidrosis plantar

  • Antitranspirantes que contengan cloruro de aluminio (20-25%).
  • Iontoforesis.
  • Cirugía (simpatectomía lumbar).

La toxina botulínica no se recomienda para el tratamiento del sudor de los pies.

El tratamiento es doloroso incluso con anestesia apropiada, la cantidad requerida de sustancia es al menos el doble que el de las axilas y por lo tanto dos veces más caro, el efecto suele ser insuficiente y de corta duración.

De hecho, para conseguir un efecto decente el paciente tendría que evitar la presión sobre sus pies durante 2 días, con el fin de permitir que la sustancia actué tanto como sea posible a nivel local sin que se lleve por la sangre al caminar o al estar de pie.

inicio3Linea

Deja un comentario