Eructos y ventosidades inoportunas, ¿Se pueden controlar? ¡Menudo apuro!

Autor: | Publicado en Curiosidades Sin comentarios

Eruptos y flatulencias

Eructar o regoldar se refiere a la emisión sonora por la boca de aire o gases que provienen del estómago.  Esa desagradable sensación de llenura o hinchazón se conoce como distensión abdominal.  Flatulencia es expeler cantidades excesivas de gas intestinal o flatos por el ano.

erupctos5

¿Es normal tener gases?

En la población general, hasta un 7% de personas padece de eructos excesivos o molestos, y un 11% informa sentir distensión abdominal con frecuencia.

Las personas normales expelen gases (flatos) diez veces al día, en promedio; sin embargo, expeler gases hasta veinte veces diarias todavía se considera normal.

Existen muchos factores importantes que influyen en los síntomas relacionados con los gases, y entre ellos están:

  • la cantidad de aire tragado;
  • la eficacia del tracto gastrointestinal para movilizar y expeler el aire o gases;
  • la cantidad de gases producida por las bacterias que habitan en el colon y actúan sobre los alimentos no digeridos por completo.

Además, cada persona es diferente en cuanto a su sensibilidad o tolerancia a cantidades normales de gas retenido, o al paso por el intestino de cantidades normales de flatos.

Es evidente que algunas personas tragan demasiado aire, el cual ingresa al estómago. eruptos3

Comer rápido, engullir la comida o bebida, y otros hábitos como beber con pajilla, masticar goma de mascar, chupar caramelos o usar dentaduras postizas flojas podrían contribuir a que la persona trague aire en exceso.

Cuando una persona está nerviosa, traga con mayor frecuencia y traga más aire.

Por otro lado, varias personas tragan y expelen aire en forma voluntaria porque tienen la capacidad de eructar a voluntad.

En otras personas, en cambio, eructar en exceso es una conducta aprendida o hábito, que al principio pudo haberse relacionado con sentir algún tipo de alivio a síntomas de indigestión pero que ahora continúa en forma casi inconsciente.

El aire tragado que no se expele mediante eructos transita por el tracto digestivo y, al final, sale en forma de flatos por el recto.

Es sorprendente que la mayoría de personas que presentan distensión abdominal y flatulencia excesiva, no tragan ni producen gas en extremo.

En esas personas, parece que la movilización del aire tragado, desde el estómago hasta el recto, es mucho más lento que lo normal.

Además, a veces los gases podrían movilizarse por el camino equivocado y regresar al estómago.

Algunas personas tienen dificultad para digerir completamente ciertos alimentos, y eso puede conducir a que transiten alimentos parcialmente digeridos desde el intestino delgado al colon.

En el colon existe una gran cantidad de bacterias, que fácilmente “digieren” los alimentos aún más, pero este proceso produce gases. eruptos2

Existen algunos medicamentos de venta bajo receta médica que, a propósito, inhiben las enzimas digestivas (la acarbosa, por ejemplo) y otros que contienen azúcares no digeribles (lactulosa y sorbitol), a fin de cumplir con su cometido.  Con frecuencia, dichos medicamentos provocarán síntomas asociados a gases.

En los pacientes, la causa de los síntomas de gases muy pocas veces se atribuye a enfermedades graves subyacentes del tracto digestivo, como la enfermedad celíaca (intolerancia al gluten), el síndrome de “dumping” o la insuficiencia pancréatica.

Estas enfermedades podrían conducir a la mala digestión de los alimentos y traer como resultado diarrea excesiva, flatulencia y, en última instancia, malnutrición y pérdida de peso.

Los síntomas de gases, por sí mismo, no son preocupantes ni indican ninguna enfermedad grave subyacente.

Sin embargo, valdría la pena acudir al médico cuando los síntomas soy muy molestos y hay otros síntomas relacionados, por los cuales sería provechoso realizar más exámenes o administrar tratamiento.

Entre los síntomas que un médico debe evaluar más a profundidad están: dolor abdominal, vómito, diarrea, estreñimiento, pérdida de peso, sangrado del tracto gastrointestinal y, a veces, acidez estomacal.eruptos4

En ocasiones, eructar excesivamente se relaciona con la enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE), y tratar esta enfermedad aliviaría la molestia de los eructos.

Los medicamentos para controlar los gases, como la simeticona, generalmente son inútiles para el exceso de eructos.

A menudo se recomienda modificar el estilo de vida, en el sentido de evitar comer rápidamente, masticar goma de mascar y consumir bebidas carbonatadas, además de dejar de fumar, pero la respuesta es variable.  Cuando tranquilizar al paciente y realizar modificaciones en el estilo de vida no surte efecto, el abordaje más útil actualmente es recurrir a tratamientos psicológicos, como terapia de relajación o terapia conductual.

inicio3Linea

Deja un comentario