Belleza en tiempo de nieve, cuídate!!

El frio provoca algunos procesos fisiológicos que favorecen la perdida de luminosidad y vitalidad de la piel.

En pocas semanas, la piel deja de lucir e color bronceado del verano, para tener un tono más pálido. Pero, no por este motivo tendrás que dejar de mostrar tu mejor imagen: si tienes cuidado de tu piel y aplicas unos tratamientos básicos puede estar más guapa que nunca.

belleza2

Cuidados esenciales durante el invierno.

Los factores climáticos tienen diferentes aspectos según el tipo de piel.

Es básico, entonces, conocerlo para saber que productos debemos utilizar.

Con el friovieto, la piel seca tiende a resecarse con facilidad y por tanto necesita una hidratación adecuada con tratamientos que tengan propiedades nutritivas.

La piel sensible es la que más sufre los efectos del frio. Los cambios de temperatura, las calefacciones excesivas e incluso la fricción con determinadas piezas de ropa, afectan de manera especial a este tipo de piel.

Por este motivo, la hidratación ha de ser mayor que la que llevaran a cabo pieles normales, mixtas o grasas y ha de realizarse tratamientos formulados para pieles sensibles.

La piel normal o grasa es la que resiste mejor las adversidades climáticas, ya que la mayor producción de sebo le asegura una mayor protección. Por esto, la hidratación diaria habitual será suficiente.

 

LO MÁS BASICO: Cuidado del rostro.

belleza1

La piel durante el invierno, debido al frio, recibe menos nutrientes y oxígeno.

Este fenómeno fisiológico provoca una exfoliación más lenta y también que se acumulen células muertas.

Por este motivo, hay que llevar a cabo una exfoliación suave una vez por semana o, si tiene la piel muy sensible, una vez cada 15 días. De la misma manera, con el uso ocasional de una mascarilla facial, recuperarás la vitalidad del rostro y tendrás la piel más elástica y suave.

 

En invierno es cuando el índice de contaminación es más alto. Por este motivo, es más que necesario que nunca que lleves a cabo una limpieza facial profunda antes de aplicar cualquier producto sobre la piel.

Para terminar, la hidratación es básica. Recuerda que el rostro es una de las partes del cuerpo que está más expuesta al aire libre y recibe directamente los efectos del frío, el viento y los cambios de temperatura.

Selecciona adecuadamente según su tipo de piel, el tratamiento que te proporcionará más beneficios y protección durante estos meses de frio.

belleza6

MIMA TU CUERPO DURANTE EL INVIERNO

En invierno, el cuerpo también necesita que tengamos cuidado especial de él. En primer lugar, es conveniente utilizar un jabón adecuado para cada tipo de piel, sobre todo hay que tener en cuenta que sea suave, neutro y no agresivo.

No es muy aconsejable para la piel y la circulación de la sangre abusar de baños o duchas con agua muy caliente.

Por otro lado, el cuerpo también necesita una buena hidratación. Para conservar la elasticidad de la piel es recomendable aplicar un aceite corporal o una loción hidratante nutritiva que tendrá cuidado y la protegerá de los contrastes de temperatura y del frío. Exfoliarlo, al menos, una vez al mes para eliminar células muertas y conservar la suavidad de la piel. Y, claro, una buena hidratación!!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos de autor © 2017 TomaSalud.com. Todos los derechos reservados.