Los celos, los límites se establecen en pareja.

noamigossexoopuesto

¿Cómo se originan los celos? En una pareja un problema de celos puede tener varias causas:
– Al problema específico de uno de los miembros de la pareja
Normalmente las personas celosas son personas para las que en algún momento falló la confianza básica en el amor de los demás. Sin esa confianza básica en unas relaciones benévolas y amorosas las personas celosas terminan recurriendo a la suspicacia y el control como mecanismo fallido para intentar retener el amor. En estos casos ninguna relación dará nunca seguridad suficiente a la persona celosa. Es un problema que requiere de psicoterapia porque los celos son la expresión de una dificultad de la persona para relacionarse.
– A una dinámica perjudicial propia de la relación de pareja
En una relación de pareja entran en juego y a menudo colisionan la necesidad de seguridad y la de libertad. Cuando en una relación estas necesidades no tienen cabida y no están expresadas de forma consciente a menudo aparecen dinámicas en que un miembro del seductor o del fóbico al compromiso y la otra persona actúa como el miembro celoso de la relación.
En estos casos, la persona que juega el papel de seductor, busca huir del compromiso o a veces incluso resarcirse en otras relaciones de problemas dentro de la pareja (por ejemplo siendo infiel cuando siente que la pareja no le está prestando suficiente atención) Mientras que el miembro celoso de la pareja es el que se encarga de “demostrar” el amor a través de los celos en una dinámica que genera mucho conflicto y termina por convertirse en dañina para ambos.
El mecanismo psicológico que sostiene este funcionamiento es la proyección (ver artículo) de manera que la persona celosa proyecta en su pareja el deseo inconsciente de ser libre y relacionarse con otras personas y la persona que juega el papel de seductor proyecta en el otro un deseo inconsciente de seguridad y compromiso.
– A ambos
Cuando en una pareja uno de los miembros es celoso en el intento de controlar la conducta de su compañero está por un lado dañando la comunicación en la pareja. Y por otro está empujando a su pareja al ocultamiento o incluso, como en una profecía auto cumplida, a la infidelidad como una vía para reivindicar su independencia.
¿Cómo enfrentar los celos en una pareja?
– El amor como un acto de confianza:
Es una de las grandes realidades de la vida: Amar implica necesariamente exponerse a la posibilidad del dolor. Siempre estamos expuestos a perder a la persona que amamos ya sea por un engaño, por la separación o incluso por la muerte. No existe alternativa a este dolor que es la contrapartida del amor. Cuando dejamos de temer perder a quién amamos estamos dejando de amar. Ya sea porque estamos ahogando nuestra relación con el control y los celos, ya sea porque dejamos de ser capaces de involucrarnos emocionalmente. La única manera que tenemos de abordar el miedo que tenemos a perder una relación es hacerlo consciente y asumirlo. Cuando nos hacemos cargo de ese miedo entonces puede convertirse en algo productivo en una alerta que nos ayuda a valorar lo bueno que tenemos y a cuidar la intimidad que nos une con nuestra pareja.shutterstock_137684492
– Acordar qué es lo que hace exclusiva nuestra relación
Cualquier pareja necesita encontrar que es aquello que distingue su relación de las relaciones que mantienen con otras personas. Se trata de delimitar por qué tú y yo somos pareja y por ejemplo no soy pareja con mi mejor amigo. Tradicionalmente en nuestra cultura el límite acerca de qué es ser o no ser pareja venía marcado por la presencia o no de relaciones sexuales. Para algunas personas seguirá siendo así, pero para otras personas puede ir algo más allá y quizás ser pareja signifique para ellas tener un grado de intimidad emocional entre sí que no tienen con nadie más. Saber qué distingue nuestra relación nos ayuda a conocer cuál es para nosotros el límite de la infidelidad o de la traición.
Conocer los límites de la relación preserva a las parejas en la medida en que les permite seguir sintiéndose exclusivos el uno para el otro y a la vez les permite establecer el grado de intrusión que puede permitirse a un tercero. Por ejemplo: ¿puede elegir mi madre el color del sofá?, ¿pueden dormir siempre con nosotros nuestros hijos?, ¿puede mi ex llamarme todo el rato?, etc.
– Dialéctica compromiso – libertad
El deseo de compromiso y el deseo de libertad son dos necesidades aparentemente contrapuestas pero que siempre están presentes en los miembros de una pareja. En la medida en que estas necesidades se hacen conscientes permiten a las personas hacer una elección responsable acerca del grado de compromiso y de libertad que necesitan para ser felices en una relación. Para cualquier pareja es necesario ir acordando en qué punto se encuentra ese equilibrio necesario para ambos en cada momento de la relación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos de autor © 2017 TomaSalud.com. Todos los derechos reservados.