Miedo al compromiso: Te quiero pero no soy de las que se casan…

Autor: | Publicado en Psicología Sin comentarios

Son muchos los hombres que justifican su soltería como un claro miedo al compromiso, sin embargo son también muchas las chicas que se están apuntando al carro de las excusas.

La excusa del miedo a compromiso es muy utilizada, no siempre real.

compromiso2

El miedo al compromiso es una excusa muy utilizada por los hombres, se puede interpretar de multitud de formas, puede que sea verdad o bien una simple tapadera para seguir disfrutando de tu compañía y de las de otras tantas chicas más.

 

Las mujeres se apuntan al miedo al compromiso

Las mujeres aprendemos muy rápido y también nos hemos apuntado al carro de las excusas baratas cuando no queremos saber de la otra persona.

El miedo al compromiso es una táctica muy utilizada que encierra parte de verdad.

El estar soltero es una forma de vida, una mentalidad bien impuesta por una ruptura o bien querida en base a la libertad que te da el no tener pareja.

Sin embargo no se está exento de conocer a alguien, la compañía siempre gusta y cuando se está solo, si viene acompañada de halagos gusta aún más, pero se ha de poner unos límites para no hacer daño a la otra persona y no tener que acogernos a la típica frase de “tengo miedo al compromiso”.

 

El miedo al compromiso, ¿realidad o ficción?

La realidad es que cuando una persona te gusta y te llena por completo, el miedo al compromiso desaparece de inmediato. Muchas personas sienten que en realidad eso nunca ocurrirá, pero es porque no ha aparecido la persona adecuada.

Hay personas que realmente tienen miedo a comprometerse. Hay personas que realmente tienen miedo a comprometerse.

Las personas con verdadero miedo al compromiso, se niegan a hacer planes futuros por varios motivos.

El primero de ellos es el sufrimiento, una persona que diga tener miedo a comprometerse, en realidad teme que vuelvan a hacerle daño, y abrir de nuevo su corazón a riesgo de que le puedan traicionar.

Hacer planes futuros con una persona implica esperanzas en la relación, también puede ocurrir que en realidad no se quiera dar esas expectativas de futuro a la otra persona porque en realidad no se tiene clara la relación.

compromiso1

El miedo al compromiso existe realmente

En este último caso es mejor dejarlo, si no se ve clara una relación se está jugando con los sentimientos de la otra persona, por lo que es mejor tomarse un tiempo, aclarar los sentimientos y no prolongar una relación que se sabe que no tendrá ningún tipo de futuro.

 

Las mentiras que se encierran detrás de un “tengo miedo al compromiso”

Tanto en los hombres como en las mujeres, la excusa encierra una gran mentira que suele tener un vínculo en común: querer tener a la persona a nuestro lado pero sin más.

Mientras se puede conocer a otras personas, porque en realidad no se guarda ningún tipo de fidelidad, ni compromiso.

Si en esas personas se encuentra algo más, a la otra persona se le puede dedicar la típica excusa “no salgo con nadie, me han hecho mucho daño y tengo miedo al compromiso”; aunque en realidad están esperando algo más o ya lo han encontrado.

 

La realidad: quieren tenerte ahí y seguir con su vida.

En muchas ocasiones al poco de oír esa mentira, se puede comprobar cómo esa persona ha encontrado a alguien y están saliendo; por lo que se hace más real la premisa de que si encuentras a alguien que te gusta de verdad, se olvida todo tipo de miedos.compromiso4

Por lo tanto, habría que conocer a la persona para saber si realmente tiene miedo o no al compromiso, pero el amor mueve mareas y cuando de verdad se está enamorado y se es correspondido, los miedos al compromiso, las inseguridades y demás temores desaparecen instantáneamente.

 

 

inicio3

Linea

Deja un comentario