Pinceladas de los síntomas del Trastorno Bipolar

El Trastorno Bipolar se caracteriza por unos síntomas que aparecen en episodios diferenciados con periodos de humor normal en medio.

La mayoría de las veces no existe un patrón claro de cuándo o con qué frecuencia se producirán los episodios maníacos o cuándo o con qué frecuencia se alternan con episodios depresivos.

Las oscilaciones acusadas del humor pueden producirse a lo largo de un periodo de horas, días, semanas, meses o incluso años.

bipolar3

Signos y síntomas de la manía

Los síntomas principales de la enfermedad deben persistir durante una semana y/o exigir la hospitalización del paciente:

  1. Un periodo diferenciado de humor anormal y persistentemente alegre, expansivo o irritable que dura al menos una semana (o cualquier otro plazo si se necesita hospitalización).
  2. Durante el periodo de alteración del humor, se dan tres (o más) de los siguientes síntomas (cuatro si el humor simplemente es irritable) de forma continua y en un grado considerable:
  • excesiva autoestima o grandiosidad
  • disminución de la necesidad de dormir (p.e. el enfermo se siente descansado con sólo tres horas de sueño)
  • el enfermo está más comunicativo de lo habitual o presiona para seguir hablando
  • batiburrillo de ideas o experiencia subjetiva de que las ideas bullen
  • distracción (es decir, atención dirigida con facilidad a estímulos externos poco importantes o irrelevantes)
  • aumento de la actividad destinada a lograr objetivos (ya sea en el plano social en el trabajo o el colegio, o en el plano sexual) o agitación psicomotriz
  • excesiva implicación en actividades placenteras pero con una alta posibilidad de acarrear consecuencias dolorosas (p.e. compras sin freno, indiscreciones sexuales o inversiones financieras poco inteligentes)
  1. Los síntomas no cumplen los criterios de un “episodio mixto”.
  2. La alteración del humor es lo suficientemente grave como para provocar un acusado deterioro de la capacidad funcional ocupacional o de las actividades sociales habituales o las relaciones con los demás, o como para requerir la hospitalización a fin de evitar daños al propio paciente o a otros, o hay características psicóticas.
  3. Los síntomas no se deben a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p.e. un abuso de drogas, una medicación u otro tratamiento) o a una enfermedad general (p.e. el hipertiroidismo).

 

Síntomas de la depresión

 

Persisten cinco (o más) de los siguientes síntomas durante el mismo periodo de dos semanas y representan un cambio con respecto a la capacidad funcional anterior; al menos uno de los síntomas es (1) humor deprimido o (2) pérdida de interés o placer. Nota: no se incluyen aquellos síntomas claramente debidos a una enfermedad general o a delirios incongruentes o alucinaciones.

 

  1. Humor deprimido durante la mayor parte del día, prácticamente todos los días, señalado por el propio sujeto (p.e. se siente triste o vacío) u observado por otros (p.e. parece lloroso). Nota: en niños y adolescentes puede tratarse de humor irritable.
  2. Interés o placer claramente menguante en todas, o prácticamente en todas, las actividades durante la mayor parte del día, prácticamente todos los días (señalado por el propio sujeto u observado por otros).
  3. Pérdida de peso significativa sin estar a dieta o ganancia de peso (p.e. se produce un cambio superior al 5 por ciento del peso corporal en un mes), o disminución o aumento del apetito prácticamente todos los días. En niños, observe si dejan de ganar el peso esperado.
  4. Insomnio o hipersomnio prácticamente todos los días.
  5. Agitación o enlentecimiento psicomotriz prácticamente todos los días (observable por otros; en este caso no se tienen en cuenta los sentimientos subjetivos de inquietud o lentitud).
  6. Fatiga o falta de energía prácticamente todos los días.
  7. Sentimientos de inutilidad o culpa excesiva o inapropiada (que pueden ser ilusorios) prácticamente todos los días (no simplemente autocrítica o culpa por estar enfermo).
  8. Disminución de la capacidad de pensar o concentrarse o indecisión prácticamente todos los días (por percepción subjetiva u observada por otros).
  9. Ideas recurrentes de muerte (no sólo miedo a morir), ideas suicidas recurrentes sin un plan o un intento de suicidio concreto o plan concreto para suicidarse.

 

¿Cuál es la gravedad de los síntomas?

 

Cuando a una persona se le diagnostican síntomas maníacos, puede experimentar estos síntomas en diversos grados de gravedad que van desde leve o moderada a aguda. Lo mismo puede decirse de los síntomas depresivos.

bipolar1

Los estados de humor de un paciente bipolar pueden alternar entre dos polos opuestos, con la manía aguda en un extremo y la depresión aguda en el otro.

A continuación se ilustra el intervalo con los diversos estados de humor que puede experimentar un paciente bipolar.

La gravedad de los episodios depresivos y maníacos varía según la persona, e incluso puede variar en la misma persona en distintos momentos.

La hipomanía es una forma de leve a moderada de manía con síntomas similares aunque menos graves que pueden durar al menos 4 días. A diferencia de la manía, el paciente no sufre de alucinaciones ni delirio.

Dado que la hipomanía se asocia a una buena capacidad funcional, una mayor productividad y un menor grado de deterioro, los enfermos suelen negar que algo vaya mal.

No obstante, si no se trata, puede derivar en manía o transformarse en depresión.

 

El tipo de episodios que experimenta una persona puede variar. Algunos pacientes tienen un número idéntico de episodios maníacos y depresivos, mientras que otros tienen más de un tipo que del otro. Algunas personas con trastorno bipolar tendrán muchos periodos de depresión antes de convertirse en maníacos. Otras alternarán con rapidez entre ambos estados de humor y vuelta a empezar.

 

Hay veces en que una persona puede tener síntomas de manía y depresión al mismo tiempo. Esto se conoce como estados mixtos. Los síntomas suelen incluir agitación, dificultad para dormir, variación notable del apetito, psicosis e ideas suicidas.

 

¿Cuál es la frecuencia y la duración de los episodios?

 

La mayoría de los pacientes experimenta aproximadamente entre 8 y 10 episodios a lo largo de su vida.

Sin embargo, otros pacientes tienen más. El paciente medio con trastorno bipolar sufre 4 episodios durante los 10 primeros años de la enfermedad. Aunque en el caso de algunos pacientes transcurren varios años entre los dos o tres primeros episodios de manía o depresión, si no se recibe tratamiento, la mayoría de las personas tiene episodios más frecuentes.

En ocasiones los episodios siguen un patrón estacional (por ejemplo, el paciente se encuentra en estado hipomaníaco en el verano y depresivo en el invierno).bipolar2

Hay un número muy reducido de pacientes que alterna con frecuencia o incluso de forma continua a lo largo del año. La duración de los episodios varía según el paciente.

Como media, sin tratamiento, los episodios de manía o hipomanía duran unos cuantos meses, mientras que los episodios depresivos suelen tener una duración superior a los 6 meses.

Algunas personas se recuperan por completo entre episodios y no experimentan ningún síntoma durante años, mientras que otras siguen padeciendo de una leve aunque preocupante depresión o tienen leves oscilaciones de humor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos de autor © 2017 TomaSalud.com. Todos los derechos reservados.