Que en tiempos de crisis, aparezca un salvador con un aspecto físico parecido a Jesús de Nazaret, es sin duda, curioso en cuanto a casuística. Que a pesar de su ideología anti-eclesiástica se apellide Iglesias, también. Que además su rostro estuviera impreso en las papeletas electorales, reafirma el excelente trabajo de marketing que su equipo está realizando.

 

 

Análisis de la conducta no verbal

Su conducta no verbal es lo que más información aporta sobre sus posibles rasgos de personalidad.

En primer lugar, observamos que presenta una posición excesivamente relajada y cómoda ante las cámaras tanto que no le importa poner “chepa” acentuada por la coleta. Parece calmado y tranquilo. De hecho, su tono de voz al principio de sus discursos es siempre bajo, suave y pacífico, casi hipnotizante. Su cuerpo no es muy voluminoso y por ello da una primera impresión de inofensivo. Pero en su discurso no suele aminorarse por nada y hace uso de palabras o referencias despectivas, mostrando los gestos de fruncir el ceño y enseñar los dientes. Esta contradicción, revela una fuerte tensión interior, que intenta controlar en sus gestos pero sin lograrlo en las micro-expresiones faciales.

Así sería sin barba y sin coleta.

Así sería sin barba y sin coleta.

También es importante analizar su vestimenta. El color de una camisa blanca suele estar relacionado con la limpieza y transparencia, la pureza y los buenos principios. Que no suela llevar corbata también indica que no se ata o liga con nadie, queriendo sugerir una idea de libertad ante la opresión o bien que no tiene ni idea del protocolo más básico.

 

Análisis del rostro

El líder político, presenta unos rasgos más bien simétricos, destacando un gran parecido con el Salvador más conocido de toda la historia, Jesús De Nazaret.

No obstante, arrugas verticales sobre la nariz, suelen aparecer en su rostro, especialmente cuando rebate algún comentario. Son propias de personas con una mente inteligente y analítica, pero algo manipuladora. Además, revelan frustración almacenada e ira acumulada. Cuando este tipo de sujetos están sometidos a mucha presión o se sienten acorralados, ésta suele ser difícil de controlar.

Este rasgo se refuerza con la aparición simultánea de su dentadura, haciendo más visibles sus colmillos. En el mundo animal, es considerado como un gesto agresivo, de defensa o ataque. En humanos, sería propio de personas algo inflexibles y con una clara determinación de ganar.

Por último sus ojos alargados, mostrarán astucia, un temperamento calculador y cauto. Que sus párpados sean únicos, demuestran un claro y notable compromiso a nivel social.

No le importa lucir unos sospechosos pantalones con sendos bultos que indican que lo guarda todo en los bolsillos, apostaría que usa pañuelos de tela. Resulta anti estético llevar llenos los bolsillos del pantalón.

pablo7

Posibles rasgos de su personalidad

Pablo Iglesias ha emergido en la política española como la fuerza renovadora para el cambio.

Siendo una persona muy culta e inteligente, con gran formación, ha sabido rodearse de gente que también la tiene. Sus campañas de marketing y su avance al estilo paso a paso, reflejan cualidades tales como la astucia, y ser calculador.

No obstante, a pesar de su apariencia reposada, podría guardar mucha ira dentro, originada ésta por frustraciones ante lo que para él, es algo esencial en la vida, la falta de bienestar social.

Sabe que sus dientes nada cuidados dan mala imagen será por eso que no le vemos sonreir con la boca abierta.

Sabe que sus dientes nada cuidados dan mala imagen será por eso que no le vemos sonreir con la boca abierta.

Análisis del logo

El logo del partido político que lidera, “Podemos”, es otra muestra más del nivel astuto de los integrantes de su equipo. El eslogan como tal, está copiado de algo que funcionó, el “Yes We Can” de Barack Obama. Además, hay que observar como la “o” principal, pierde intensidad en contraste con el resto de las letras, mostrando así un “demos”, que pudiera ser un arma de doble filo. Por un lado estaría transmitiendo el hecho de dar más a los pobres y por otro la confrontación algo más beligerante a sus adversario, con “demos” de dar estacazos. Todo esto se reafirma con una línea de subrayado que dispersa al comienzo, va ganando fuerza al final.

Logo-inicio

Logo-barra1