La masturbación en la adolescencia.

 Durante años se han extendido sobre esta práctica sexual decenas de falsos mitos

La llegada de la pubertad es el momento en el que la mayoría de los chicos y chicas comienzan a tener sentimientos sexuales más fuertes.

Y una de las actividades sexuales más frecuentes entre los adolescentes e incluso los preadolescentes en la masturbación.

Muchos padres encuentran difícil hablar con sus hijos sobre esta cuestión. Y a ello se suma además que durante muchos años se han extendido falsos mitos sobre esta práctica sexual. masturbación5

Todo ello mezclado puede conseguir que chicos y chicas vivan la autoexploración erótica con sentimientos de culpa o miedo que pueden resultar muy perjudiciales.

Lo primero que deben saber los padres es que la masturbación es una actividad perfectamente sana y natural. No solo no tiene ningún elemento perjudicial sino que, al contrario, tiene grandes beneficios.

 

 

Falsos mitos sobre la masturbación

Sobre la masturbación existen una serie de falsas creencias que hay que descartar.

Por masturbarse no crece vello en las palmas de las manos, ni la memoria se ve perjudicada, ni empeora el acné, ni aparecen granitos en el rostro, ni se agota el esperma, ni produce ceguera, demencia, sordera o esterilidad.

La masturbación no provoca ninguna consecuencia negativa sobre el organismo.

Tampoco provoca ninguna consecuencia negativa psicológica siempre que el adolescente tenga una actitud sana y natural con su cuerpo.

Pero si los chicos o las chicas sienten miedo o culpabilidad al masturbarse, entonces sí pueden aparecer problemas que afectarán a su futura vida sexual.

Por esa razón es bueno que los padres hablen con sus hijos adolescentes sobre este tema.

Algunos padres se sienten violentos o vergonzosos por tener que tratar este asunto con sus hijos.

Por eso es una buena idea que antes de charlar sobre sexo con ellos se preparen. masturbación3

Es conveniente que se informen bien para, a su vez, trasmitirles a los chicos la información correcta.

 

Una práctica saludable

La masturbación durante la adolescencia no solo no tiene consecuencias negativas sino que es una práctica con beneficios para chicos y chicas.

Autoconocimiento del cuerpo. La autoexploración erótica permite a los adolescentes conocer mejor su cuerpo en un momento en el que este está sujeto a grandes cambios.

Conocer su cuerpo les dará además una mayor seguridad en sí mismos. Tener conciencia de sus genitales y saber cómo reaccionan a las caricias les ayudará a tener mejores relaciones sexuales.

Empezar a masturbarse antes de tener las primeras relaciones sexuales les ayudará a que ese inicio sea más placentero.

Ayuda a relajarse. Los orgasmos provocan la liberación de unas hormonas llamadas endorfinas que son las responsables de que el organismo se relaje. Así que la masturbación es una buena práctica para disminuir la tensión.

Mantiene la energía sexual. La masturbación ayuda a mantener la líbido o la energía sexual. Cuando el cuerpo pierde esa energía sexual es frecuente que aparezcan sensaciones de frustración y ansiedad.

Disminuye las molestias de la menstruación. En las chicas, la masturbación puede ayudar a disminuir las molestias que en ocasiones van unidas a la menstruación.

Alivio de la tensión sexual. En el caso de los adolescentes que no han comenzado a tener relaciones sexuales de pareja, la masturbación sirve para aliviar la tensión sexual.

 masturbación2

Cómo hablar de ello con los hijos

Para hablar de la masturbación con los hijos hay que adoptar una postura de naturalidad y como en cualquier otra conversación sobre sexualidad, hay que ser lo suficientemente abiertos como para que los chicos y chicas puedan resolver todas las dudas que tengan.

Hay que asegurarse de que se les transmite adecuadamente la idea de que se trata de una actividad sana y normal que la inmensa mayoría de la gente práctica. Y también, aunque por lo general eso se les habrá inculcado durante la infancia, que se trata de un hábito para la intimidad, ya sea solo o en pareja.

Cuándo hay que preocuparse

Solo en el caso de que el adolescente convierta la masturbación en el centro de su vida hasta el punto de que interfiera en el discurrir normal de su existencia, los padres deberán preocuparse y buscar atención para su hijo.

Sobre cuántas veces es normal masturbarse, no hay ningún baremo que establezca pautas de normalidad.

Algunos adolescentes se masturban todos los días y otros lo hacen ocasionalmente e incluso hay algunos que no lo hacen.

En todos los casos es normal. 

Fuente: Victoria Toro

 

2 comments

  1. juan carlos arias dice:

    Nuria: Libido es con b.

    1. Nuria Monje dice:

      cierto! Gracias por la corrección. Lo achaco a un despiste dedil y de teclado. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos de autor © 2017 TomaSalud.com. Todos los derechos reservados.