Cómo afrontar la decepción de una amiga

Autor: | Publicado en Psicología Sin comentarios

amiga2

El desencanto en la amistad te rompe emocionalmente

“Al experimentar una decepción afectiva algo se nos muere o rompe interiormente… y al mismo tiempo algo nuevo nace o se transforma”

Hay mucha literatura para abordar el manejo de una decepción amorosa cuando esta sucede en pareja o en familia, sin embargo, no son demasiados los textos para manejar una decepción o desencanto en la amistad.

El desencanto en la amistad carece aún del reconocimiento social merecido a pesar de que para muchas personas puede resultar muy doloroso, ya que consideran que los amigos son la familia elegida.

Si nos estás leyendo probablemente hayas sufrido alguna desilusión en la amistad, por tanto:

amiga1

Aquí algunos consejos para manejar la decepción de una amiga:

 

  1. Permitirte el dolor por la decepción. De la misma manera que el desamor en pareja se vive en forma de duelo, cuando este desencanto se produce en la amistad, también se produce un duelo. Puesto que ya no ves con los mismos ojos a esa persona, y hay dolor dentro de ti, es importante transitar ese dolor, rabia, pena etc.

 

  1. Evitar quedarte enganchado a la decepción: tratar de “aceptar” que esa persona es ahora alguien distinto de lo que era antes del acontecimiento doloroso. Es fundamental la aceptación para dibujar mentalmente tu nueva idea sobre esa persona.

 

  1. El tercer paso es reubicarte emocionalmente con él o ella, es decir trabajar el nuevo tipo de relación (o no relación) que vas a mantener con esa nueva persona. El calificativo de “nueva” persona es muy importante, porque ahora tú tienes una idea distinta de quién es esa persona.

 

  1. Es posible que tengas deseos de expresarle tu sentir al respecto de esa decepción. Si lo crees conveniente hazlo, teniendo en cuenta que sólo sirve si lo haces por y para ti, por tu necesidad de expresar, desahogarte o quejarte. Mira si en tu idea de expresar podría esconderse la intención de “hacerle ver su error”. Cuidado con los mensajes didácticos o vengativos, generalmente sirven de muy poco, pues casi siempre emergen desde la “no aceptación” de que la otra persona es diferente de como creías.

 

  1. Si os toca compartir espacios este es un terreno delicado, es posible que ciertos contextos te resulten menos agradables por su sola presencia, algo que también conviene que trabajes (la aceptación de nuevo) y recibas el nuevo contexto como una realidad que a día de hoy tendrás que afrontar y que no está en tu mano modificar, por muy injusto que te parezca.

 

Ese contexto puede ser laboral, o quizá se trate de tu barrio, o simplemente puede que compartas amigos con esa persona.

 

  1. Avanzar, no quedarte pegado a esa situación de dolor, decepción, rabia, venganza. Para ello es fundamental que empieces a alejarte emocionalmente de esa persona, una de las maneras es evitar pensamientos rumiativos tipo: “con lo que yo he hecho por él, no me lo merezco, no me lo puedo creer, esto es injusto, la vida le abrirá los ojos, el tiempo le pondrá en su lugar, él se lo pierde, no le voy a dar el gusto de que me vea afectada etc. etc. etc.”

 

Ha llegado el momento de menguar esos pensamientos poco a poco y empezar a mirar desde lejos a esa persona, para ello necesitas despedirte emocionalmente de ella y dar la bienvenida a la nueva persona que ubicarás en el lugar que merece en tu vida y en tu corazón, desde ahí te resultará más cómodo el nuevo tipo de relación (o no relación) que decidas tener.

amiga5

Si la decepción te ha afectado mucho, reinvéntate. Cuidado con las excusas. No entres en polémica. Valora lo que esa persona aporta o no aporta a tu vida. De ti depende seguir teniendo una amistad con ella o pasar a cortar cualquier contacto.

A mí las decepciones me afectan mucho. Ayer tuve una muy importante y aún estoy dolida. Dormir me ha resultado muy difícil.

En realidad fue un plantón (que podría ser anecdótico en una persona sana) pero para mí es un hecho muy destructor.

Y sé que habrá mil intentos por recuperar la amistad por su parte, pero yo no pienso volver a caer. Ahora todo ha cambiado. No puedo fiarme de esa persona.

Debo pensar en mí y tratar de olvidar lo antes posible, aunque sea un enorme esfuerzo.

Prefiero mil veces dejar a un novio que sufrir un plantón de una amiga que quieres.

He estado toda la semana esperando que llegase el sábado para recibir la visita y cuándo llega el sábado resulta que ella no ha venido. ¡Pluf! Fue un bajón radical. Yo no salgo nada de casa por mi agorafobia y el que venga alguien a casa es una novedad enorme.

Viví toda la semana preparándome para el sábado (pelo, cutis, manicura…) para mí era muy importante.

¿Debo perdonar? ¿no podría haberme avisado antes? Para ella no es tan grave, para mí es un mundo.

Logo-inicio

Logo-barra1

 

Deja un comentario