¿Cómo hacer unas deliciosas manitas de cordero manchegas?

Autor: | Publicado en Nutrición Sin comentarios

Manitas de cordero

La historia no entiende de La Rioja sin cordero…, no creo exagerar si digo que los platos elaborados con carne de cordero son estrellas en el firmamento gastronómico de esta bendita tierra…, chuletillas a la brasa, cordero asado, rancho de cordero, gordillas, patorrillo, manitas de cordero… y algunas exquisiteces más, hoy vamos a cocinar unas manitas de cordero con las que gozaremos cuando las comamos.

cordero4

Esta es la forma tradicional de comer este plato, pero no es menos tradicional el que se cocina junto a las “Gordillas”, quizás para aumentar la ración de carne ya que las manitas son más de saborear…

En cualquiera de los casos vas a disfrutar de lo lindo.

 

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 kg. de manitas de cordero
  • 1 Cebolla,
  • 2 dientes de ajo,
  • 2 hojas de laurel,
  • sal
  • 12 granos de pimienta negra.

Para la salsa:

  • Aceite de oliva
  • 1 cebolla pequeña
  • dos dientes de ajo
  • 1 cucharada de postre con pimentón picante
  • 60 gr. de jamón serrano o ibérico (opcional: 60 gr de chorizo y 1 huevo cocido rallado)

Manitas de cordero, preparación:

Por un lado tenemos que cocer las manitas, para ello en una olla ponemos agua suficiente y le añadimos cebolla, laurel y pimienta negra además de sal, deberá estar cociendo aproximadamente hora y media, es orientativo porque las manitas del cordero de leche se hacen mucho antes que las de un cordero de pasto, se ve muy fácilmente cuando están hechas.

En la cazuela donde vayamos a hacer el guiso ponemos aceite y la cebolla picadita con el ajo para que se vaya pochando.

Cuando ya esté transparente añadimos el pimentón y en dos segundos lo cocinamos, lo justo que lo revolvemos.

Le ponemos un par de cazos del caldo en el que hemos cocido las manitas bien colado y pasamos la salsa por la batidora.

En la cazuela o sartén donde vayamos a finalizar el guiso, freímos el jamón con una gota de aceite, cuando lo vemos ya crujiente le añadimos la salsa y a continuación el tomate frito.cordero1

Este es el momento en el que vamos a rematar la salsa, para ello le daremos el punto necesario con el caldo que tenemos guardado y tenemos en cuenta que va a cocer un poco más, por ello la dejaremos un pelín más líquida.

Finalmente añadimos las manitas, tras dejarlo cocer unos minutos, damos por terminado el guiso.

Lo ideal es comerlo al día siguiente que ya habrá tomado la carne el conjunto de sabores que le hemos añadido, francamente se nota diferencia de un día para otro.

Espero que os guste esta receta y la recuperemos para nuestra mesa ya que sinceramente creo que merece la pena.

 

inicio3Linea

Deja un comentario