El dolor de cuello, cervicales afectadas.

 Las malas posturas en el trabajo pueden provocar trastornos musculoesqueléticos, especialmente si se pasan muchas horas en la misma postura. Si su profesión le obliga a estar sentado delante de un ordenador durante más de 4 horas diarias, debe adoptar medidas para evitar la tensión en cuello, hombros o espalda. Aquí te explicamos la ergonomía y posturas correctas en la oficina.

1

 La pantalla. La parte superior de la pantalla del ordenador debe situarse a la altura de los ojos. Del mismo modo, entre el monitor y los ojos debe haber una distancia de entre 60 y 80 cm. La pantalla debe estar delante de la persona y no a un lateral y el texto y las imágenes deben de ser de un tamaño óptimo. Así evitaremos giros, flexiones y extensiones en el cuello.

Teclado. Las articulaciones de antebrazos, muñeca y manos deben colocarse de forma que reduzcan la tensión en los hombros. Durante el trabajo los hombros deben estar relajados. Entre el borde de la mesa y el teclado debe haber un espacio de 10 cm para garantizar el apoyo de la muñeca y parte del antebrazo.

Se recomienda no usar las pestañas posteriores del teclado con el objetivo de reducir las extensiones en la muñeca. Los antebrazos, las muñecas y las manos deben de estar alineadas con respecto al teclado y además, este debe estar paralelo al borde de la mesa para garantizar el apoyo de ambos brazos.

 El ratón del ordenador no debe de ser muy alto, para evitar la extensión en el pulso. Además, se debe situar al nivel del teclado y cerca de este. El cable debe permitir moverlo con comodidad sin tener que tirar de él o hacer esfuerzos innecesarios.

 El síndrome del túnel carpiano afecta al nervio medio de la muñeca y causa dolor, entumecimiento y parestesia en las manos y los dedos. Puede aparecer debido a actividades repetitivas, como por ejemplo, usar herramientas o manejar el ratón del ordenador habitualmentoda, sino es recomendable utilizar un reposapiés, así evitarás presión en la parte posterior de las rodillas.

Portátil. Para trabajar de forma segura no se debe utilizar el portátil durante más de 4 horas diarias, pues no fue diseñado para este fin, su pantalla y teclado son más pequeños y pueden provocar fatiga visual o problemas en las articulaciones. Si debes usar este tipo de ordenador más tiempo, es recomendable adaptar tu puesto de trabajo, tanto si se utiliza en casa como en la oficina.

La mejor manera de trabajar con un portátil de forma segura es empleando teclado, pantalla y ratón independiente. Además, es recomendable hacer pequeñas pausas de manera continua con el objetivo de relajar los músculos que están en tensión. No se debe utilizar el portátil sobre las piernas, en una mesa baja o cuando estés tumbado, pues las articulaciones sufren más.

3

 Si solo se utiliza el portátil puntualmente (1 hora), se debe adoptar también una postura correcta. Si es posible se debe colocar un cojín para apoyar la zona lumbar y poner una carpeta o libro entre el portátil y las piernas para garantizar estabilidad y evitar el calor del equipo. Ajusta la inclinación de la pantalla, coloca la cabeza en posición neutra y los pies tocando el suelo.

Las malas posturas en el trabajo pueden provocar trastornos musculoesqueléticos, especialmente si se pasan muchas horas en la misma postura. Si su profesión le obliga a estar sentado delante de un ordenador durante más de 4 horas diarias, debe adoptar medidas para evitar la tensión en cuello, hombros o espalda.

El ordenador es el principal generador de dolor de cervicales. Se nos agarrotan los hombros y el dolor termina en el cuello.

Es conveniente asistir al fisioterapeuta para que nos ablande toda esa zona y evitar los problemas del cuello.

2

Las causas del dolor cervical son numerosas. Se puede presentar como episodios agudos, es decir, que surgen súbitamente, o crónicos, cuando los daños se producen lentamente. Normalmente, se originan con motivo de tensiones o agarrotamiento de la musculatura del cuello, que pueden surgir por una mala posición al estar sentado o acostado. También lo provoca el estrés o un enfriamiento. A menudo, los dolores cervicales aparecen tras accidentes de coche o caídas, como síntoma de un traumatismo cervical o fractura vertebral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos de autor © 2017 TomaSalud.com. Todos los derechos reservados.