Cómo lavar las prendas de lana sin hacer ningún desastre.

Cómo lavar la ropa de lana sin hacer ningún desastre.

lana2

Sigue estos pasos y no habrá sustos.

1- Llena un cubo o el lavabo con agua a temperatura ambiente (ni fría ni caliente).

2- Añade el detergente (poco) y haga un poco de espuma sin excederse, distribuyendo muy bien el detergente por toda el agua.

3- Introduce la prenda de lana a lavar, empapela hundiendo con la mano y déjala reposar por un par de minutos.

4- Oprimiendo y soltando por zonas, impregna toda la prenda agitando suavemente y solo frota en las zonas donde vea mayor suciedad como los puños.

5- Sacar la prenda para escurrirla sin retorcer, solo apretando y soltando por zonas.

6- Luego desecha el agua sucia con detergente que acabas de utilizar y prepara un cubo con nueva agua limpia para meter y enjuagar la prenda (nuevamente sin retorcer), para que vaya soltando el jabón sobrante; haga lo anterior hasta que el agua del cubo quede totalmente limpia (señal de que ya ha enjuagado los excesos de jabón).

7- Como consejo adicional puedes añadir una cucharada de vinagre o suavizante en la última aclarada y quedará lista para secar.

8- Ese secado se hace oprimiendo como anteriormente lo indicamos, y como consejo adicional la puedes poner horizontalmente sobre una toalla (si la cuelgas mojada se va a deformar por el peso); una vez la pones sobre la toalla seca, vas haciendo un rollo con la misma para que vaya absorbiendo toda el agua.lana4

9- La puedes dejar luego extendida horizontalmente en una zona sin luz solar directa y aunque no necesita plancharse, si lo va a hace, hágalo a la menor temperatura posible y poniendo un paño entre la suela de la plancha y la prenda de lana.

 

La abuela nos dará algunas indicaciones para “estirar” lo máximo posible algunas prendas que se han encogido después de un mal procedimiento de lavado. Ten en cuenta que normalmente las prendas de lana (que son básicamente pelo de animal), se encogen por que se “enredan” como el pelo, lo que sucede principalmente en el centrifugado, o por lavar con agua muy caliente. A continuación unos pasos para tratar de repararla en unos pocos pasos:

 

  • Disuelve un “tapón” de champú en un cubo con agua tibia (ni fría ni caliente).
  • Mete la prenda encogida (empapando bien) y deja en remojo por 30 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia limpia, y mientras lo hace vaya “estirando” con sus propias manos y a muy corta distancia (pequeños estiramientos), hazlo por zonas.
  • Repite el procedimiento varias veces y al final cuelga (solo en este caso) la prenda empapada para que por el peso siga estirando mientras seca.
  • Cuando seque, puedes repetir el procedimiento para ganar un poco más de espacio y por ende tamaño.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos de autor © 2017 TomaSalud.com. Todos los derechos reservados.