El dolor y el sufrimiento son dos sentimientos muy diferentes. Entérate aquí.

Autor: | Publicado en Psicología 2 Commentarios

El dolor y el sufrimiento, dos sentimientos muy diferentes.

El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional” decía Buda después de años de aprendizaje y meditación.

¿Es el sufrimiento realmente algo que podemos elegir?

Sufrir es llevar o soportar un peso, una mochila que duele.

Tanto el sufrimiento como el dolor son parte de la vida, aunque en ocasiones sufrimos innecesariamente.dolor2

Me viene a la cabeza, la persona que en vez de responsabilizarse de lo que le pasa, juega a ser víctima y a estar resentida con la vida y con los demás.

Esta posición de sufrimiento es manipuladora y no ayuda para estar mejor y ya no es dolor es sufrimiento innecesario.

Entonces….

¿Cuál es la diferencia entre dolor y sufrimiento?

A veces los utilizamos como sinónimos pero son cosas diferentes.

El dolor es genuino, natural, legítimo y necesario para vivir y seguir aprendiendo y arriesgando cada día un poco.

Cuando nos abrimos a la vida, nos puede llegar el dolor en cualquier momento.

Al enamorarse, al tener hijos, al elegir una forma de vivir determinada, al hacer amistades, al perder a alguien, en todas estas ocasiones nos hacemos candidatos al dolor.

Por tanto, el dolor está presente en nuestra vida lo queramos o no.

Normalmente el dolor se relaciona con una pérdida. Es una sensación que puede llegar a ser de corta duración si lo dejamos sentir adecuadamente.dolor6

El dolor es proporcional a la pérdida que tuvimos. Puede comprender varias emociones como por ejemplo, la tristeza o la rabia.

El sufrimiento en cambio, es una elección. Incluso a veces es una posición de vida. Una manera de mostrarse ante los demás. Hablaríamos entonces de victimismo.

El sufrimiento puede durar toda la vida, aunque el hecho que lo provocó ya haya pasado. Ante el sufrimiento no solo intervienen emociones sino que también interviene los pensamientos.

 

¿Qué beneficios obtengo del sufrimiento?

  • Negarme a vivir el dolor, defenderme del dolor
  • No responsabilizarme de mi dolor.
  • Buscar una persona que sea mi “salvador” y que me saque de mi sufrimiento
  • No aceptar la situación que me produce dolor. ¿Por qué a mí?
  • Ser víctima y manipular a mi entorno a mi antojo.
  • Atraer al “público” para llamar la atención y sentirme querido.
  • Quedarme como estoy, en el pasado sin moverme hacia el futuro.

 

Estos podrían ser algunos de los “beneficios” que obtenemos de sufrir. Algunas personas abusan de estas posiciones y se quedan en el victimismo y en el resentimiento en lugar de responsabilizarse de lo que les está pasando. A veces incluso creemos de forma errónea que sufrir nos concede derechos “especiales” o privilegiados.

 

Sufrir es llevar un peso en la mochila durante demasiado tiempo, sin ni siquiera plantearnos la opción de ir aligerando esta carga, poco a poco. Sufrir es no querer mirar el dolor, querer evitarlo e instalarnos en lo “incómodo” como una forma de vida.

dolor5

Parece que el sufrimiento tiene mejor acogida en la sociedad que el dolor, ya que el dolor se trata de evitar a toda costa.

 

“Sufrir es más fácil que actuar”

Actuar pasa por abrirnos al dolor, aceptarlo, acogerlo y expresarlo para que lo podamos atravesar y pasar a la siguiente emoción.

¿Es el sufrimiento opcional? Sí en la medida que podemos ahorrarnos el sufrimiento de más, aceptando nuestro dolor, dándole un espacio y responsabilizándonos de él. Para dejar de sufrir necesitamos aceptar que estamos sufriendo, validar nuestro dolor y ver cuál es la ganancia secundaria que estamos obteniendo con ese sufrimiento.

Así que no debemos confundir dolor con sufrimiento aunque en ocasiones puntuales ambos coinciden.

El dolor produce sentimiento, sentimiento de dolor; pero cuando pasa el dolor hay que huir del sufrimiento antes de que se convierta en una actitud negativa en la vida.

Se sufre innecesariamente por muchas cosas que quizás no vayan a pasar nunca. Sufrimos pensando en lo que podría ocurrir y eso es una actitud egoísta que se implanta en nuestra vida impidiendo disfrutar de los buenos momentos.

El dolor no se elige pero el sufrimiento sí tiene solución.

 

inicio3Linea

Comentarios
  1. Posted by De Blanco Sam
    • Posted by Nuria Monje

Deja un comentario