No tienes tiempo y no te has hecho la manicura. Sigue estos consejos.

Autor: | Publicado en Belleza Sin comentarios

Cada vez es más normal que dejemos en manos de los profesionales lo de pintarnos las uñas y, dada la proliferación de salones de belleza y puntos de manicura exprés a precios de lo más asequibles en cualquier punto de las ciudades españolas, parece ser lo más lógico. Pero… ¿y si surge un compromiso de última hora y no hay tiempo para acudir a hacernos las manos? ¿O si eres de las que les gusta cambiar el color de sus uñas según la ropa del día? Te damos algunos trucos para pintarte las uñas y lucir unas manos como recién salidas del salón de belleza.

 mani4

1. Manos bien limpias: Para que el resultado final sea perfecto, hay que asegurarse de tener las manos bien limpias y secas antes de pintar las uñas.

 

2. Retirar las cutículas, no cortarlas: Untar aceite o crema para cutícular y se retiran con un palito de naranjo, aunque también se pueden apartar con un bastoncillo. Nunca se deben cortar las cutículas. Sólo en caso de que haya alguna pielecita o algún padrastro se puede cortar con unas tijeritas.

 mani3

3. Limar en una sola dirección: Cuando sea necesario limar las uñas, es mejor hacerlo en una misma dirección ya que así se evita que se puedan romper las puntas.

 

4. Utilizar una base transparente o una capa de esmalte blanco: Una capa de esmalte transparente o blanco ayuda a que el color de la laca de uñas elegida sea más brillante, luzca de su color real y dure más tiempo sin descascarillarse. Además, evita que la uña absorba el color del esmalte.

 

5. Vaselina o pegamento para evitar pintar fuera de la uña: Poniendo un poquito de vaselina alrededor de la uña se evita pintar fuera ya que la grasa que contiene repele el esmalte. También se puede utilizar pegamento en cola, como el que venden para los trabajos manuales que hacen los niños en el colegio.

Se aplica un poquito por el borde del dedo, cuando esté seco se pinta la uña y se tira del pegamento que saldrá como una tirita de goma llevándose los restos indeseados de esmalte.

 

6. Tres sencillos movimientos del pincel: El pincel bien empapado se desliza desde la base de la uña hacia arriba, primero por el lado derecho, luego el izquierdo y finalmente por el centro.

 

7. Capas muy finas: Es mejor aplicar tres capas muy finas que dos más espesas, se secarán antes y se evita que queden grumos.

 mani3

8. Perfilador de labios: Si han quedado resto de esmalte fuera de la uña, se pueden retirar repasando con un pincel para perfilar los labios empapado de acetona.

 

9. Secante o protector: Usando una última capa de esmalte transparente o secante o endurecedor, prestando especial atención en la punta, es la mejor manera de proteger la uña y que la pintura permanezca sin descascarillarse durante más tiempo, especialmente si estás muchas horas tecleando en el ordenador.

 

10. Agua fría: Después de pintar las uñas, meter las manos en agua fría ayuda a que se sequen más rápido. Nunca hagas nada con agua caliente después de arreglarte las manos: ni fregar, ni ducharte… ya que el agua caliente dilata la uña y detrás irá el esmalte que luego quedará totalmente agrietado.

 

11. Apuesta por los brillos: Las lacas con brillo duran más que las normales aunque para quitarlas es un poco más trabajoso. Con una bolita de algodón empapada en acetona sobre la uña, se deja reposar un momento y, apretando sobre la uña, se retira el esmalte. Poniendo una capa de pegamento en cola como base debajo de los esmaltes con purpurina, luego resulta de lo más sencillo retirarlo ya que sólo hay que despegar por la parte inferior de la uña y saldrá como si fuera una pegatina.

 

12. Dibuja los diseños en una bolsa de congelar: Pintar bonitos diseños en las uñas no es precisamente tarea fácil. Por eso es más fácil pintarlos primero en la superficie de una bolsa de congelación, cuando estén secos, sólo hay que despegarlos y adherirlos a la uña con pegamento especial o una capa de esmalte transparente.

 mani2

13. Pegatinas para los agujeros de las hojas: Si eres de las que les gusta llevar la media luna, lo más fácil para pintarla sin volverse loco es utilizar esos aretes de pegatina que venden para reparar los agujeros de las hojas de los archivadores. Sólo hay que pegarlo entre el dedo y la uña según el grosor que se quiera para la media luna. Después se pinta a uña, se deja secar, se despega la pegatina y ¡listo!

 

14. Papel celo para manicuras bicolor: Elige los dos colores que quieras combinar, pinta una capa del color más claro y una capa de endurecedor o protector encima. Cuando esté completamente seco, se ponen dos trocitos de papel celo sobre la punta de la uña de forma que se crucen haciendo una punta en dirección hacia la base de la uña. Se pinta una capa del color más oscuro, se deja secar y luego se retira el adhesivo.

 

15. Goma elástica para la manicura francesa: Aunque se puede usar papel adhesivo en la base de la uña para pintar la raya de blanco (o el color que se desee), también se puede utilizar una goma elástica. Se pone alrededor de la punta de la uña y se sujeta con el dedo pulgar tensando la goma y se pinta la raya del color que elijamos siguiendo el borde de la goma.

 

Estos son 15 trucos que probablemente desconocías para lucir unas manos bellas y siempre perfectas pero te damos uno más para cuando, con todas las uñas pintadas y perfectas, accidentalmente se corre la pintura:

 mani1

16. Un lengüetazo final para arreglar manchurrones inesperados: Cuando ya están todas las uñas perfectamente pintadas y en proceso de secado, a veces un movimiento inesperado o accidental hace que se corra el esmalte. Sólo hay que pasar la punta de la lengua con suavidad por la superficie de la uña, ya que es mucho más suave que los dedos y no deja huella.

 

inicio3Linea

Deja un comentario