¿Qué puedo hacer cuando se me ha quemado la cacerola?

Se nos ha quemado la cacerola o la sartén

Seguramente alguna vez durante la preparación de los alimentos en nuestra cocina hemos recibido alguna visita inesperada, una llamada telefónica o cualquier interrupción con la cual olvidamos por un momento lo que estábamos haciendo hasta que un desagradable olor nos lo recuerda, se ha quemado la comida y la cacerola.

Si le sucede, no se preocupe ni se ponga a frotar desesperadamente (lo empeorará), solo sigue nuestros útiles consejos y trucos para dejarlas como nuevas.

Cacerola quemada

Para comenzar, enjuagamos un poco la cacerola con agua hirviendo y la dejamos remojando con toda la parte “quemada” cubierta en agua bien caliente, hasta dejar entibiar.

cacerola4

Luego, se debe lavar la cacerola con más agua caliente, detergente y una esponja suave, para eliminar todos los restos de comidas adheridas. Con lo anterior hemos preparado la cacerola para la limpieza.

Prepara a continuación una mezcla de agua caliente y detergente (puede ser el de lavar los platos) y calienta a fuego lento y cuando hierva la mezcla, retira del fuego y déjala bajar un poco la temperatura hasta que pueda meter la mano con la esponja y frotar suavemente las quemaduras.

Cuando  los restos de comida no están demasiado adheridos, podemos hervir en la misma cacerola una mezcla de agua y sal. Al hervir, la mezcla de agua y sal van a funcionar de forma astringente gracias al movimiento para despegar algunos residuos quemados.

Si se trata de muchos restos quemados, podemos mezclar lavandina (lejía, cloro) con agua, y también hacerla hervir unos minutos, teniendo cuidado de no respirar el vapor que se desprende. Luego, volvemos a lavar delicadamente la olla, para evitar rasparla y empeorarlo todo.

NOTA: Si la cacerola o la sartén, es de teflón, jamás hay que rasparla, terminaríamos por arruinarla definitivamente.cacerola3

¿Sartenes quemadas?

Para limpiar una sartén quemada, nos podemos ayudar de un producto que tenemos en el supermercado y es muy efectivo para la limpieza de los hornos (por ejemplo KH7), rociamos el producto que usualmente viene en aerosol en el interior de la olla quemada y lo dejarlos actuar por aproximadamente 45 minutos. Posteriormente lavamos la sartén o cacerola como siempre.

Otra receta muy buena para recuperar ollas quemadas, en particular las de acero, es frotarlas (delicadamente) con bicarbonato de sodio y gotas de agua tibia.

Las abuelas solían hervir cáscaras de papa y vinagre para recuperar las ollas y dejar reposar por una noche entera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos de autor © 2017 TomaSalud.com. Todos los derechos reservados.