Agorafobia, una enfermedad incapacitante.

 La agorafobia es el miedo a las situaciones en las que la persona percibe que pueda resultarle difícil o embarazoso escapar, o pueda no disponer de ayuda en el caso de sufrir un ataque de pánico (crisis de ansiedad) o síntomas similares a este.

Por ello, en este contexto el sujeto que la padece evita dichas situaciones o las soporta con un malestar intenso.

El ataque de pánico es un episodio que en un primer momento es inesperado y que cursa sensación de ahogo, taquicardia, mareos, intranquilidad, sensación de irrealidad, así como con un intenso miedo a la pérdida de control (volverse loco o morirse).

Diagnóstico de la agorafobia

Los criterios diagnósticos para la agorafobia según el DSM-IV-TR son:

  • Aparición de ansiedad en lugares donde escapar puede resultar difícil o donde, en el caso de aparecer una crisis de angustia, puede no disponerse de ayuda.
  • Se intenta evitar estas situaciones o escapar de ellas, se soportan a costa de ansiedad intensa, o se hace indispensable la presencia de un conocido para que acompañe a la persona afectada.A pesar de que existen dos tipos de diagnóstico de la agorafobia en función de la existencia o no de crisis de pánico previas (agorafobia con o sin historia de crisis de pánico) lo cierto es que los casos de agorafobia sin historia previa de crisis de pánico son muy infrecuentes. En tales casos, es común que a pesar de que los afectados no hayan sufrido una crisis de pánico ellos mismos, hayan oído hablar de ella o la hayan observado en otras personas.
  • Las colas en los bancos o en el súper mercado son terribles y la opción es escapar. Disimular haciendo creer que está buscando un producto pero alerta a que no haya cola….

Situaciones más frecuentes a las que teme un agorafóbico

A la persona que sufre agorafobia le da lo mismo si el lugar está abierto o cerrado, si hay mucha o poca gente…, lo importante para determinar si la situación es propiamente agorafobia es la “percepción” que tiene la persona de la imposibilidad de escapar o recibir ayuda en caso de que sea necesaria.

Por ello, existen tantos tipos de pacientes agorafóbicos como cabezas “pensantes” hay en el mundo. No obstante, se pude establecer la siguiente lista de situaciones agorafóbicas frecuentes:

  • Temor a estar solo (por ejemplo en casa, en el campo haciendo una ruta, etcétera).
  • Temor a perder el control en un lugar público (en un restaurante, reunión de trabajo…).
  • Temor a estar en lugares en donde la salida pueda ser difícil (como en la fila central del cine o el teatro, conciertos, etcétera).
  • Esperando su turno en una fila.
  • Medios de transporte (avión, coche, metro u otros).
  • Lugares lejos de casa (por ejemplo por no tener localizados los centros de salud).

Curiosamente, el agorafóbico, puede salir de casa si va acompañado por una persona de su confianza. Incluso puede salir con su mascota y los síntomas desaparecen o no llegan a aparecer.

Si sale solo se desencadena todo:

young businessman having heart attack or chest pain

  • Todo se vuelve muy brillante
  • Sensación de no poder respirar
  • Palpitaciones
  • Sentir el corazón en la garganta
  • Flojedad de piernas
  • Sudor frío
  • Mareo
  • Y caída al suelo.

Si te interesa el tema o quieres saber más puedes contactar conmigo: Yo soy agorafóbica.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos de autor © 2017 TomaSalud.com. Todos los derechos reservados.