¿Sabes qué es la Tanorexia? Uff! ¡Vete a saber!

¿Qué es?:

La tanorexia es una adicción patológica al bronceado, y quienes la padecen consideran que su piel siempre está pálida. Quienes la padecen se someten a largas y compulsivas horas bajo el sol porque siempre se ven “pálidos”

Tanorexia1

Ahora que llega el verano y muchos vamos a ir a la playa, nos conviene conocer este tipo de desorden. Nos vamos a hartar de ver a gente casi “negra” que aún sigue dándose aceites y exponiéndose al sol, una hora boca arriba y la siguiente boca abajo. Yo les miro aterrorizada.

No suelen bañarse y de la playa sólo disfrutan tomando el sol, no les interesa nadar ni siquiera bañarse.

Al andar por la arena vemos a este tipo de personas inmóviles y nos dan hasta pena del bronceado horroroso que le va a dañar la piel. No tienen un aspecto saludable, ¡ni mucho menos! La piel se les ve envejecida.

Pero conozcamos más sobre estos tanoréxicos que ya se están frotando las manos para consumir sus muchas horas de sol.

La Tanorexia afecta a aquellas personas que están obsesionadas con broncearse. Tanoréxicos y tanoréxicas se exponen al sol durante horas ilimitadas y/o acuden al solárium de forma compulsiva. Para ellos, cualquier esfuerzo es escaso cuando se trata de oscurecer la piel.

Se trata de un término que, en realidad, aún no cuenta con la aceptación total de parte de la comunidad médica.

Es que se enmarca dentro de los trastornos dismórficos corporales tales como la anorexia, la vigorexia o la novedosa ortorexia que consiste en la adicción a los productos saludables”, agrega el profesional. Es decir, quienes lo padecen tienen un desfasaje en su esquema corporal que en este caso los hace ver pálidos o “transparentes”.

Así, se someten a largas y compulsivas horas de exposición bajo el sol o incluso a reiteradas sesiones en las camas solares, desafiando arrugas, manchas en la piel y hasta el tan temido cáncer de piel a largo plazo.

En realidad, la adicción al bronceado enmarca un patrón obsesivo compulsivo de la personalidad alentado por un requisito social. Y en realidad, es fácil de comprobar. ¿A quién no le han preguntado qué ha hecho en sus vacaciones si no regresa bronceado? Parece incluso un indicador socioeconómico. ¿Puedes tomarte vacaciones tantas como para venir morenísimo?

Tanorexia3

En efecto, la piel dorada es sinónimo de ocio, de bienestar e incluso, de belleza. La tanorexia se inscribe dentro de las patologías propias del siglo XXI que responden a un patrón sociocultural que pondera a las mujeres extremadamente delgadas y bronceadas como modelos de los saludable.

Como cualquier otra adicción, la tanorexia es mala por definición y provoca grandes trastornos en quienes la padecen. Éstos perciben tener un moreno inferior al que realmente tienen, lo que les frustra al no poder alcanzar en ningún caso la meta deseada.

Los tanoréxicos padecen muchas veces dismorfobia y, lógicamente, corren riesgo de sufrir problemas asociados al exceso de exposición a los rayos ultravioletas, por ejemplo cáncer de piel.

Si bien es una enfermedad poco diagnosticada, cada vez son más las personas afectadas y que nunca se ven conformes con su color de piel en verano, por lo tanto, no les importa pasar largas horas bajo el sol, incluso, en las horas de mayor calor y fortaleza solar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos de autor © 2017 TomaSalud.com. Todos los derechos reservados.