Características de los niños egoístas. Cómo actuar con ellos.

Los niños son egoístas en su primera etapa de la vida. Empiezan a conocer el entorno y a personas.

En esos meses sólo piensan en ellos, tienen conductas egoístas. No tienen en cuenta a los demás. El mundo gira entorno a ellos.egoistas2

Hasta aquí, todo normal.

El problema es cuándo van creciendo y no cambian su perspectiva. Terminan perjudicando las relaciones interpersonales en el futuro.

Es fundamental ir modificando esa conducta para una adecuada relación del niño con el entorno.

Niños egoístas

Aunque es cierto que los niños pueden aprender a comportarse de un modo egoísta por imitación, la realidad es que el egoísmo forma parte del desarrollo evolutivo normal.

Es alrededor del primer año de vida cuando pueden empezar a aparecer con mayor frecuencia este tipo de conductas y es habitual que se mantengan hasta los seis años de edad.

Es cuándo tienen que aprender a compartir sus juguetes, interactuar con los otros niños sin ser agresivos.

La explicación de que tales conductas aparezcan en todos los niños y que se produzcan con mayor frecuencia en este intervalo de tiempo, tiene su base en el desarrollo cerebral de los niños y en especial, en el desarrollo de los lóbulos prefrontales que son las zonas cerebrales encargadas de regular las emociones y las conductas sociales:

egoistas1

– Entre los 3 y los 8 meses de edad: aparecen en los niños las emociones primarias.

– A los dos-tres años: es cuando los niños empiezan a reconocer eficazmente las emociones en uno mismo y en los demás.

Hasta los cuatro años de edad, su desarrollo cognitivo no les permite representarse el estado mental de las otras personas (hasta esa edad no terminan de entender que los demás puedan tener intenciones, intereses o sentimientos distintos a los suyos), por lo que son tremendamente egocéntricos, creyéndose continuamente el centro de todo.

– A los cuatro años ya empiezan a ser capaces de representar el estado mental de los demás.

– A los seis años de edad: el desarrollo de los lóbulos prefrontales ya están lo sufrientemente maduros como para que los niños sean capaces de ponerse en el lugar del otro con mayor facilidad y además, ya tienen una mayor capacidad para controlar los impulsos y las necesidades propias en favor del respeto a las normas sociales, y entienden que esto es necesario para el mantenimiento del juego y las relaciones con los demás niños.

– Después de los seis años: el desarrollo de estas zonas del cerebro sigue avanzando, permitiendo a los niños ir refinando sus habilidades sociales, especialmente en base a una mayor capacidad de empatía, una mayor autorregulación emocional y una mejor capacidad de resolución de problemas interpersonales.egoistas3

Característica de los niños egoístas:

  • Aislados
  • Enfurruñados
  • Rabietas
  • Lloros
  • Pelea con los otros iguales

Consejos:

– Léele libros sobre cómo compartir.

-Cuando hagas juegos de “hacer turnos”, da la oportunidad a cada niño de que sea el primero por lo menos una vez.

-Apoya y elogia a los niños cuando comparten las cosas. Por ejemplo: “Me gustó la forma en que compartiste este juguete con Juan. Te debes de sentir muy orgulloso.”

-No fuerces a los más pequeños (menores de tres años) a compartir. Aún no entienden lo que es; debes ir poco a poco con ellos.egoistas5

-Sé un buen ejemplo para ellos, comparte tus cosas y tu tiempo.

-Cuando esté jugando con sus amigos, dales sólo un juego para que se vean obligados a jugar juntos y a compartirlo.

Debemos estar muy atentos al comportamiento de nuestros hijos. Evitar conductas erráticas harán de ellos niños infelices y lo que buscamos es tener niños alegres e integrados en su entorno.

Hay que ser tajante ante los comportamientos indeseados aunque nos de pena o pensemos que vamos a entristecerle si no acedemos a sus comportamientos no deseados.

Y una buena educación empieza por dar un buen ejemplo. Los niños repiten lo que ven y en sus primeras etapas sus figuras de apego a imitar, son lo padres.

 

6 comments

  1. Norma martinez dice:

    Me llamo mucho la atención su artículo y pondré en práctica lo leído. Aunque me gustaría saber si tiene un artículo relacionado pues tengo un hijo de dos años y una niña de ocho años y me es muy difícil esa tarea de enseñar a compartir. Gracias!!!

    1. Nuria dice:

      Trataré de publicar algo al respecto.

  2. David dice:

    Nada que no supiéramos…. prácticas… lecturas recomendadas… juegos recomendados… actividades…

    1. Nuria dice:

      Socialización, enseñarle a tratar con los de su edad. No consentirle, enseñanza de tics sociales… Es un tema complejo no tan fácil como se cree.

  3. Maria Hermoso dice:

    Mi nieto Simon tiene 2 años y 10 meses, me preocupa su forma de socializar con su primito 4 meses menor, es muy agresivo con el, no permite que le toque ninguno de sus juguetes (tiene muchos) a pesar que el primo es muy sociable y cariñoso con Simon. Me preocupa esta conducta siendo que va al colegio desde los 18 meses.

    1. Nuria dice:

      ¿Con el resto de los niños es también egoísta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos de autor © 2017 TomaSalud.com. Todos los derechos reservados.