Flakka la nueva droga importada de EEUU llega a España. Más peligrosa que la cocaína.

Nueva droga de diseño. La fabrica el hombre y es más peligrosa que la cocaína.Se llama flakka. En algunas partes de Estados Unidos, también es conocida como “mármol”, ya que sus pedazos de cristal blanco han sido comparados con el mármol. Al ser muy barata llama al consumo.

droga5

Esta droga hecha por el hombre causa un síntoma similar a la cocaína. Pero tal como las “sales de baño”, un grupo de drogas sintéticas que fueron prohibidas en 2012, la flakka tiene el potencial de ser mucho más peligroso que la cocaína.

Es peligrosa porque es difícil controlar las dosis exacta. Este fin de semana ha muerto un joven por sobredosis de esta droga.

Una pequeña diferencia entre la cantidad que se consume puede ser la diferencia entre drogarse o morir. Así de crítica es la situación.droga1

Una ligera dosis de la droga, que puede ser fumada, inyectada o inhalada, puede llevar a experimentar varios síntomas extremos:

  • delirio excitado, como le dicen los expertos,
  • una conducta violenta;
  • una elevada temperatura corporal
  • paranoia.

Probablemente lo que ha llamado más la atención de flakka es que le da a los usuarios un sentimiento de ser muy fuertes y de sentirse eufóricos.

Una mujer en Melbourne, corrió por las calles gritando que era Satán mientras estaba bajo la influencia de la droga. Las autoridades en el estado están advirtiendo a las personas sobre los peligros de este estupefaciente.

droga4

Flakka, que obtiene su nombre de un apodo que se le da a una mujer bella en español (la flaca), contiene un químico que es pariente cercano del MDPV, un ingrediente clave para las “sales de baño”.

Estos químicos doblan y atrofian las moléculas en la superficie de las neuronas que normalmente mantienen los niveles de los neurotransmisores que regulan el comportamiento, así como la dopamina y la serotonina.

El resultado es el de “inundar el cerebro” con estos químicos. La cocaína y la metanfetamina tiene maneras similares de acción en el cerebro, pero estos químicos con flakka tienen efectos más duraderos.

Pese a que el efecto típico de flakka puede durar varias horas, es posible que los efectos neurológicos pueden ser permanentes. No solo la droga se mantiene en las neuronas, sino que también las puede destruir.

Y debido a que flakka, como las sales de baño, se mantienen en el cerebro más tiempo que la cocaína, la extensión de destrucción en el sistema puede ser más grande.droga3

Otro efecto secundario serio y potencialmente peligroso de flakka es su repercusión en los riñones.

La droga puede causar que los músculos se debiliten, como resultado de hipotermia, afectando los riñones.

Los expertos están preocupados porque los sobrevivientes de las sobredosis de flakka pudieran tener que utilizar diálisis por el resto de sus vidas.

Como la mayoría de las drogas sintéticas, el espesor de flakka parece provenir de China y se vende ya sea por internet o en gasolineras e incluso a través de narcomenudistas. Una dosis puede valer de 3 a 5 dólares, lo que la convierte en una alternativa más barata que la cocaína.

Los vendedores de drogas casi siempre ven como clientes a jóvenes pobres y también a vagabundos a fin de comprarles y venderles la droga. Este grupo de la población son “personas que ya tienen una desventaja en materia de enfermedades crónicas y acceso a la salud pública”.

No está claro en este momento si flakka es más peligrosa que las “sales de baño”.  Pero tiene una ventaja sobre su predecesora; no ha sido prohibida aún.

Probablemente tomará varios años para que se obtenga la información necesaria a fin de prohibir definitivamente flakka. Y una prohibición pudiera ser efectiva, al menos en los posibles usuarios.

El problema es que cuando una de estas drogas es prohibida o ilegal, el fabricante de drogas responde produciendo un número de alternativas diferentes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos de autor © 2017 TomaSalud.com. Todos los derechos reservados.