Infidelidad masculina. ¿Le perdonarías?

Múltiples son las estadísticas que de tanto en tanto se publican en las que se ofrecen datos sobre la incidencia de la infidelidad en la sociedad y en las que, dependiendo del país, edad y estatus sociocultural o económico, se ofrecen unos porcentajes u otros.

A nivel global suele decirse que la balanza está bastante equilibrada, existiendo unas proporciones del 60% de infidelidad masculina frente a un 40%  femenina.masculina2

Pero teniendo en cuenta según qué zona geográfica el número de hombres infieles dobla al de las mujeres (por ejemplo en países asiáticos).

 

Algunos son los estudios que indican que en España la infidelidad femenina supera en un 6% a la masculina.

 

Según los expertos, estas son las diez claves para detectar una infidelidad:

  1. Nunca tiene el móvil a la vista. No sabes qué pasa pero ya no deja el móvil sobre la mesa del comedor como antes. Lo lleva en el bolsillo, se empeña en guardarlo siempre y tienes la sensación de que está borrando whatsapps y llamadas. Raro, raro…
  2. Pasa menos tiempo en casa. El trabajo se ha vuelto una prioridad, reuniones a deshoras, siempre llega tarde y está muy ocupado.
  3. Duplica los rituales de aseo personal. Nunca lo había hecho pero ahora de repente se ducha también cuando llega a casa, aunque no haya vuelto en bici del trabajo. ¿Estará borrando huellas?
  4. Preocupación por su físico. De la noche a la mañana se preocupa por su cuerpo, se apunta al gimnasio y hasta se pone a dieta.
  5. Gasta más dinero. No es muy económico mantener dos relaciones. Fíjate en los pequeños gastos, pequeñas cantidades, pagos frecuentes… siempre son indicios de alguna actividad fuera del ámbito de la pareja.masculina3
  6. La infidelidad siempre deja rastro. Si te gustaba CSI, este es el momento de demostrarlo porque no hay infidelidad que no deje rastro. Desde carmín en la camisa, hasta notitas en la cartera y otros restos más comprometidos.
  7. Aquí es fácil no equivocarse, si tu pareja ya fue infiel en el pasado, tiene todas las papeletas para volver a serlo. Cuidado con los reincidentes.
  8. Sospechas fundadas. Los indicios pueden llevarte a los datos y a partir de ellos conseguir pruebas. Contratar a un detective privado puede serte muy útil si tus sospechas son fundadas. No dejes ningún cabo suelto.

 

Y ahora viene la pregunta del otro artículo: ¿le perdonarías una infidelidad? ¿Te harías la tonta esperando que pase?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos de autor © 2017 TomaSalud.com. Todos los derechos reservados.