Cómo cuidar los párpados para que permanezcan jóvenes.

Autor: | Publicado en Belleza Sin comentarios

Los párpados forman parte de los ojos, y éstos son el reflejo del alma, así que unos consejos sobre cómo cuidar los párpados no nos vendrán nada mal.

Los párpados, junto con los labios, son las zonas más delicadas del rostro y exigen el máximo cuidado. Los ojos están expuestos diariamente al ataque de agentes externos como sustancias nocivas o productos de la contaminación (bacterias, hongos, polvo, viento).

parpados4

Los párpados tienen una función protectora, es decir, su misión es defender el ojo de la penetración de sustancias extrañas y de distintos contaminantes.

Además, diariamente reciben impulsos luminosos y mientras están cerrados mantienen la córnea húmeda para que no se dañe.

Como la piel de los párpados es delicada, la falta de humedad le resta elasticidad y facilita la aparición de las típicas arrugas o patas de gallo que se acentúan con la edad y los gestos que realizamos al hablar, reír, llorar…

 

Características de la piel de los párpados:

  1. La zona de los párpados es la más sensible del rostro, ya que su piel es frágil, débil y extremadamente fina (entre 0.33 y 0.36mm, es decir, cuatro veces menos que la de la barbilla), y su escasa protección natural hace que se deshidrate más que el resto del rostro.
  2. Su red circulatoria y linfática posee, asimismo, características diferentespárpados2
  3. La lentitud circulatoria linfática explica en parte al aparición de bolsas por acumulación de líquidos, ojeras, edema, etc.
  4. Los 22 pequeños músculos de la región ocular facilitan el parpadeo casi constante, pero no sirven de sostén a la piel, por lo que aumenta el riesgo de aparición de arrugas.
  5. Todas estas características y más, hacen del contorno de los ojos una zona especialmente necesitada de cuidados. A partir de los 25 años es necesario hidratarla y protegerla todos los días para retrasar la aparición de arrugas.

 

Alteraciones estéticas más frecuentes

  1. Ojeras.
  2. Arrugas.
  3. Párpados hinchados.
  4. Bolsas.
  5. Párpados caídos.

 

Cuidados básicos personales para tus párpados:

1.-Desmaquillado:

El desmaquillado del párpado y las pestañas debe realizarse diariamente con cosméticos especialmente formulados para esta zona, que además del control dermatológico, llevan el oftalmológico.

Hay que limpiar con cuidado las pestañas, el borde palpebral (lugar donde se asientan) y el párpado.

Se limpian con un algodón o toallita embebidos en el producto desmaquillante, con suavidad, ya que la capa córnea de esta zona es muy fina y delicada.

2.-Cosméticos específicos:

Dado que la piel de los párpados es mucho más fina que la del rostro y que, además, debe resistir todos los efectos de la gesticulación, los cosméticos deben ser específicos.párpados1

El producto se coloca lejos de la pestaña, se comienza aplicando en el párpado superior, teniendo cuidado de no desplazar el tejido.

Los cosméticos para cuidar los párpados, deben contener activos cosméticos como:

  • Sustancias hidratantes: como agentes humectantes de superficie.
  • Formadores de colágeno: con estímulo dérmico sobre los fibroblastos y control sobre la calidad de la matriz extracelular y los lucoaminoglicanos.

3.-Antioxidantes y regeneradores: como el retinol, la vitamina C y E o la creatinina.

4.-Astringentes, descongestivos y drenantes: como hammamelis, caléndula, manzanilla o castaño de Indias.

5.-Péptidos de última generación.

  • Medidas preventivas especiales: es aconsejable usar gafas con cristales homologados para protegerse del sol. Esto evita la necesidad de tener que arrugar los párpados o cerrar continuamente los ojos.
  • Así mismo, para relajar la zona, se pueden aplicar compresas de té de malva a temperatura ambiente para relajar o desinflamar la región (la manzanilla, si bien tiene un efecto calmante, puede producir mayor sequedad y contiene polen de flores que, en algunos casos, puede provocar reacciones alérgicas).

 

No olvides esta zona de la cara y mímala. Con los años los párpados van cayendo y debemos evitarlo con un buen tratamiento.

Chicas, ¡a cuidarse!

inicio3Linea

Deja un comentario