El huevo huero. Un embarazo fallido.

Autor: | Publicado en Salud Sin comentarios

Gran parte de los abortos espontáneos que se producen antes de las 12 semanas de gestación tienen su origen en un huevo huero. Se denomina así al embarazo en el que el embrión frena su desarrollo en una etapa muy precoz y ni siquiera llega a desarrollarse.

huevo4

Abortos espontáneos y huevo huero

Entre el 10 y el 20% de los embarazos no prospera.

De ellos, la mayor parte (el 85%) se frena antes de las 12 semanas de gestación, señala la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO).

En muchos casos, estos abortos pasan incluso desapercibidos, porque se producen de forma tan precoz que no da tiempo a detectar la concepción antes de que se malogre.

Cuatro de cada diez abortos espontáneos precoces son producto de un huevo huero o embarazo anembrionado.

Una de las causas más frecuentes de estos abortos espontáneos es que el embrión detiene su desarrollo antes de tiempo y apenas llega a formarse.

Es lo que se conoce como huevo huero o gestación anembrionada.

Las investigaciones apuntan que ocurre en un 37,5% de los abortos precoces que se producen entre las semanas 10 y 13 de gestación.

¿Qué es un huevo huero?

La concepción de un bebé se inicia en el momento en el que un espermatozoide fecunda un óvulo y se implanta en la cavidad uterina de la mujer.

Comienza entonces un proceso de división celular que da lugar al embrión, que se desarrollará hasta formarse el feto.

huevo2

Sin embargo, en ocasiones este proceso se interrumpe antes de tiempo y el embrión no llega a formarse o detiene su crecimiento en una fase muy temprana, con menos de un milímetro.

En estos casos, se forma el saco gestacional, pero en su interior no se desarrolla el embrión, de modo que el embarazo nunca podrá llegar a término.

Causas

El huevo huero es el resultado de una serie de anomalías genéticas o cromosómicas que tienen lugar en el momento de la fecundación.

No existen factores relacionados con la mujer o el hombre que puedan predecir con certeza que se producirá este tipo de gestación en la que falla la división celular.

No existen factores relacionados con la mujer o el hombre que puedan predecir una gestación fallida

Detección

En muchos casos, el huevo huero no es ni siquiera percibido por la mujer.

Al no prosperar el embrión, es común que el cuerpo expulse el huevo de forma natural, dentro de las cuatro o cinco primeras semanas desde la concepción, y se confunda con la menstruación.

Sin embargo, en otros casos, el saco gestacional continua desarrollándose, a pesar de no tener embrión.

La gestación sigue su curso como si fuera de un embarazo normal, se produce la falta del ciclo menstrual y la mujer puede sentir los síntomas típicos, incluido un resultado positivo en un test de embarazo casero.

Cuando esto ocurre, la única manera de detectar este aborto precoz es por medio de una ecografía.

En la primera imagen ecográfica, que se realiza en torno a la séptima u octava semana de gestación, se podrá ver de forma clara si el embrión no se ha desarrollado y el huevo está vacío.

huevo1

Tratamiento

Cuando el cuerpo expulsa el huevo huero de forma natural dentro de las primeras semanas de embarazo, no es necesario ningún tipo de tratamiento ni intervención médica para que la mujer se recupere de este aborto.

Sin embargo, es aconsejable que si la mujer percibe que la menstruación (con la que confunde el aborto) es diferente, más abundante o incluso dolorosa, acuda al especialista para que verifique que se han expulsado todos los tejidos y que el útero vuelve a estar limpio y preparado para un nuevo embarazo.

Si no es así, o en los casos en los que no se produce el aborto espontáneo, el experto puede optar por realizar un tratamiento con medicamentos para favorecer la expulsión del huevo huero.

Otra opción, aunque no es la más común, es practicar un legrado (raspado) para limpiar los restos de la gestación anembrionada.

Esta medida puede ser adecuada para embarazos de más de 12 semanas, aunque se recomienda evitarla en los de menos de siete semanas.

Espera de un nuevo embarazo

Las mujeres que han sufrido un aborto espontáneo precoz causado por un huevo huero no deben temer que se repita de nuevo en una próxima gestación.

Según la Asociación Americana del Embarazo, es muy poco común que la gestación anembrionada se produzca más de una vez en la misma mujer.

Para después volver a intentar quedarse embarazada, los especialistas recomiendan esperar al menos hasta que la mujer pase por dos o tres ciclos menstruales, aunque la Organización Mundial de la Salud va más allá y aconseja aguardar seis meses.

inicio3Linea

Deja un comentario